Esta semana venimos con un trilogía de ficción y fantasía que tiene de todo: intrigas, suspenso, amor, magia de la buena y de la mala, pujas por el poder y personajes entrañables: Las “Crónicas del Mago Negro”, de Trudi Canavan.

 

Por Romina Santopietro.

“El gremio de los magos” es el primer libro de la trilogía de las “Crónicas del Mago Negro”, publicado por DeBolsillo, nos trae el relato de la vida y los inicios en la magia de Sonea, una joven paria con grandes poderes ocultos, que puede llegar a poner en riesgo a un reino entero.

 

Magia, acción y aventuras de altos vuelos en la ópera prima de una autora que con esta historia ha triunfado en el mundo entero: Trudi Canavan.

 

Cada año los magos de Imardin se reúnen para realizar, junto con la guardia real, una gran purga en las calles de la ciudad: la vacían de vagabundos, pícaros y maleantes.

Son maestros en las diversas disciplinas de la magia, y saben que nadie puede oponérseles. Pero su escudo protector no es tan impenetrable como creen.

Porque Sonea, una joven que vive en la calle, está furiosa tras ver que su familia y sus amigos van a ser expulsados de la ciudad. Toda la rabia acumulada por años de injusticia va concentrada en una piedra que Sonea lanza contra las fuerzas del orden. Para sorpresa de todos, la piedra atraviesa la barrera invisible y derriba a uno de los magos.

 

¿El peor de los temores del gremio se ha hecho realidad? Hay un mago sin educar en las calles. ¡Un mago fuera de la nobleza! Deben encontrar a Sonea cuanto antes, porque se trata de una persona con un poder enorme que, descontrolado, representa una amenaza tanto para quien lo posee como para el resto de la ciudad.

El poder conlleva una gran responsabilidad… Así, Sonea se convierte en “La Aprendiz”, segundo título de la saga.

Imardin es una ciudad de intrigas, donde el juego de la política puede ser mortal. Quien controla la magia, controla el poder. Pero en su orden establecido se ha colado Sonea, que posee un extraordinario poder. Bajo el manto protector del Gremio de los Magos, su vida ha cambiado y ya no hay vuelta atrás… ni para lo bueno, ni para lo malo.

Sonea sabía que el aprendizaje en el Gremio sería duro, pero no podía imaginar el nivel de hostilidad que le depararían sus compañeros. Los hijos y las hijas de las familias más poderosas del reino están resueltos a verla fracasar a cualquier precio.

Además, al aceptar la protección de Lord Akkarin, quizá haya abrazado un destino aún más desolador. Porque Sonea no puede olvidar el oscuro secreto del Gran Lord, y quizá tapar la verdad sea un grave error.

La saga concluye con “El Gran Lord”, donde la lucha por el poder se transforma en la lucha por la supervivencia.

Desde que llegó al Gremio, Sonea ha aprendido mucho. Pero hay cosas que preferiría no haber sabido jamás: todo lo que esconde el Gran Lord Akkarin, y la advertencia de este sobre la venganza que preparan los antiguos enemigos de Kyralia.

Por su parte, Cery ha tenido suerte en los últimos años. Disfruta de una buena posición entre los ladrones y dispone de contactos importantes en los bajos fondos y las altas esferas. Cuando un extraño le propone participar en una misión secreta, Cery sabe que debería negarse, pero la vida resulta muy aburrida si no se toma algún riesgo de vez en cuando.

En el Gremio, Akkarin está seduciendo a Sonea al revelarle cada vez más conocimientos, al acercarla a la magia negra, pero ¿no se tratará de un ardid para que ella le sirva en sus siniestros propósitos? Y la amenaza que se cierne sobre el Gremio, ¿no tendrá un origen mucho más cercano de lo que todos creen? Sin embargo, Sonea sí sabe algo a ciencia cierta: solamente podrá alcanzar su plenitud en las sombras… si sobrevive.

Imprescindible para todos los amantes de la fantasía. Los tres libros de la trilogía merecen ser leídos como uno solo, y se forjan en la tradición de jóvenes magos que buscan encontrarse a sí mismos, controlar sus poderes, luchar contra las sombras y no perecer en el intento.

Para leer desterrando el prejuicio de Harry Potter ya que, si bien hay magos, intrigas, magia negra y magia blanca, ahí se terminan la similitudes.