Desde 1974, cada 11 de agosto se celebra en América latina el Día del Nutricionista en homenaje al nacimiento del Dr. Pedro Escudero, a quien se considera “El padre de la Nutrición”.

 

Si bien Escudero nació en la Argentina y fue aquí que en la década del °30 fundó el Instituto Municipal de la Nutrición (actual Escuela de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires) y la Escuela de Dietistas, sus lineamientos sirvieron para el desarrollo de planes similares a lo largo del continente.

 

Cada vez hay más datos que confirman que la nutrición es una de las claves para lograr una sociedad más saludable, ya que cumple un rol central, entre otras cosas, para la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles.

En las nuevas Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA), un documento elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación, se destaca la importancia de incluir a diario a todos los grupos de alimentos (en cantidades adecuadas) y la ingesta de agua.

 

Los nutricionistas son quienes tienen una gran oportunidad, a través de sus intervenciones, de enseñar y transmitir este mensaje para colaborar en la generación de una sociedad más saludable.