Dificultad/ Media
Porciones/ 4

Ingredientes/

  • 1 pulpo español de 2 kg. aproximadamente
  • 50 cc. de aceite de oliva
  • 1 cda. de pimentón
  • 1 limón
  • Sal gruesa, cantidad necesaria

 

Preparación/

Dejar reposar el pulpo en un bol a temperatura ambiente por unos 30 minutos. De esta manera, al cocinarlo, la temperatura del agua no lo afectará.

Pasado ese tiempo, hervir abundante agua en una olla profunda con un puñado de sal gruesa y rodajas de limón.

Sujetar el pulpo por la cabeza y sumergirlo tres veces durante 10 segundos cada vez. Este procedimiento denominado “asustar al pulpo” sirve para rizar los tentáculos y evitar que queden duros.

Luego introducirlo completamente en el agua y cocinar destapado a fuego bajo por aproximadamente una hora. El tiempo final dependerá del tamaño del pulpo. Para asegurarse de que la carne está lista, pincharla con un tenedor cerca de la cabeza y comprobar que esté tierna. Si no ofrece resistencia, esta a punto.

Retirarlo con la ayuda de un pinche de cocina o tenedor grande. Pasarlo a una fuente y una vez que su temperatura haya descendido, cortar los tentáculos, separarlos de la cabeza.

Realizar cortes en forma diagonal con un grosor de aproximadamente dos o tres centímetros.

Colocar los tentáculos en una cazuela o plato hondo para servir, rociarlos con aceite de oliva extra virgen y condimentar con pimentón. Presentar enseguida.