5 claves para combinar el estampado de serpiente


El animal print versión pitón es la nueva estampa estrella del 2019. Tiembla el leopardo y el camuflado, que aunque también son pura tendencia, esta temporada el estampado de serpiente se convierte en el rey de la jungla.

Textos: Soledad Vittori.

Las sucesivas semanas de la moda nos habían anticipado que el estampado de reptil iba a ser el boom del otoño, pero nadie imaginó que se iba a anticipar al verano invadiendo cuanta vidriera encontrara en su mira.

Tops, calzas, minifaldas, shorts, camperas, vestidos, pantalones y cuanta prenda cruce por tu mente ha sido invadida por esta corriente. Decenas de firmas apostaron por él dándole un divertido twist en colores de fantasía.

Durante largo tiempo estuvo relegado. Y, al ser más atípico que el estampado de leopardo o el camuflado, resultó imposible resistir a su invasión. Es una bocanada de aire fresco ante la saturación de los motivos anteriores.

Este modelo combina a la perfección con el color blanco en verano y con tonos tierra, negros y grises en invierno. En Instagram está muy presente en fotos de numerosas influencers y fashionistas, que ya se han hecho con este estampado viral para crear sus looks de veraniegos.

Como siempre, Zara fue pionera de este estilo y lanzó innumerables looks para aprender a combinar esta moda. Pero si todavía no estás convencida te damos algunos tips infalibles para llevarlo en todo su esplendor.

Un poco de inspiración

El problema real de esta tendencia se ve cuando una persona llega a su casa luego de comprar esta tendencia y se enfrenta al espejo y a su propio guardarropa. Extraer lecciones combinatorias de revistas y pasarelas es fácil. Ahora, saber traducir esas enseñanzas estéticas a la vida real y a las prendas de tu propio ropero, no es tarea sencilla. Por este motivo, son muchas las ocasiones en las que una tendencia muere en el armario.

 

Dado que el estampado de serpiente, como todos los animal prints, entraña cierta dificultad, Revista Nosotros te cuenta algunos tips que podrás imitar desde tu casa con facilidad.

1. Prendas minimal. Cuando tienes una prenda tan llamativa como es el caso del estampado de serpiente lo mejor es darle todo el protagonismo a base de básicos, obteniendo un resultado realista y alejado de mezclas demasiado locas que muestran los desfiles.

2. Un toque de color rojo. Hay un detalle muy concreto que se encuentra a medio camino entre lo tradicional y lo contemporáneo que nunca, nunca, nunca falla: una pequeña dosis de color rojo. Es un elemento que siempre funciona cuando se lleva el estampado de leopardo o el camuflado. Y resulta que combina a la perfección con el pitón. Resulta importante destacar que resulta primordial mantener el resto del look dentro de la sobriedad del negro.

3. Botas de serpiente. Si todavía no tienes claro cómo mezclar las prendas que tienen este motivo, te damos un truco más sencillo: las botas de reptil. No sólo se trata del calzado más visto del street style de Nueva York, sino que además es la manera más rápida y efectiva de restar dramatismo e incluir este estampado en tu atuendo junto a grandes dosis de sobriedad.

4. Tonos tierra. Existen diferentes gamas cromáticas de este diseño. Dentro de estos, predomina en las pasarelas el que combina la gama de los tonos tierras por sobre el gris y blanco que se considera más frío. La graduación de los marrones y los beige combina a la perfección con este estampado y le da un toque distinto al clásico negro.

Vale destacar que resulta importante elegir un diseño cuyo color sea de la misma gama cromática que el estampado en cuestión.

5. Accesorios con detalles de serpiente. Si nada de lo anterior te convence o si crees que el estampado de serpiente no es para ti pero te gustaría llevar una de las grandes tendencias del otoño, siempre puedes recurrir al truco de la danesa Pernille Teisbaek: hacerte con un accesorio que incluya algún detalle discreto. Pueden ser las asas de un bolso, una hebilla de moño o un fino pañuelo llevado al cuello. Cuando se trata de adoptar un estampado animal, la escala es infinita.

Previo Resiliencia: aprender a superar dificultades
Siguiente Alfajores de Maizena