Por Soledad Adjad.

Las plantas de interior y de exterior se diferencian, entre otras cosas, porque necesitan cuidados distintos. Por eso es necesario conocer algunos tips para mantenerlas vivas y hermosas.


Tip #1.

Una de las más comunes causas de muerte de las plantas es el exceso de riego. Es importante estar informado acerca de cuál es la cantidad de agua que necesita el tipo de planta que tenés y saber cada cuánto tiempo es necesario regarla. Hay dos secretos importantes para este tema. En primer lugar es importante ver cómo es la planta. Si es carnosa, no va a necesitar tanta agua; si sus hojas son finitas, probablemente necesite ser regada con más asiduidad. El segundo término, me encanta enseñar que si… ¡Las plantas hablan! Solo debemos mirarlas con una mínima atención y con seguridad nos vamos a dar cuenta si necesitan agua o no.


Tip #2


Cuando estés de vacaciones no te olvides de tus plantas. Para sobrevivir, además de agua, las plantas necesitan luz y calor. Asegurate de dejarlas con alguien que las pueda cuidar o de tener algunas precauciones para que no les falte lo que precisan.


Tip #3


Evitá tirar pequeños desechos cerca de las plantas. Es importante que los restos de comida o bebida no estén alrededor de ellas, ya que moscas y otros visitantes indeseados podrían ocuparlas y arruinarlas.


Tip #4


Cada cierto tiempo -depende de la especie que tengas- debés podar las plantas. Esto es importante porque no solamente las hace ver mejor estéticamente, sino que las vuelve más sanas.


Tip #5


Colocá las plantas en un lugar donde puedan recibir luz solar y calor, también aire y sombra dependiendo del tipo de planta del que se trate. Pero intentá no moverlas con frecuencia ya que es probable que no se adapten fácilmente al ser cambiadas de orientación. Las plantas también sufren estrés.