Abrir fronteras con la voz


El Coro Juvenil del Estado de Rheinland-Pfalz, Alemania, visitó nuestra ciudad para presentarse junto al Estudio Coral Meridies en el marco de una gira internacional que se propone intercambiar experiencias a través de la música. Nosotros charlamos con los artífices del proyecto: Virginia Bono, Jan Schumacher y Matiss Druvins.
Textos. Revista Nosotros. Fotos. Flavio Raina y Rosario Bobbio.

El Estudio Coral Meridies fue anfitrión en nuestra ciudad del Coro Juvenil del Estado de Rheinland-Pfalz, el cual llegó a Santa Fe en el marco de un proyecto de intercambio musical y cultural con el objetivo de hermanar a la Argentina y Alemania. El mismo incluyó una gira por distintos puntos del país y un concierto conjunto en la Sala Mayor del Teatro Municipal.


En medio del intenso itinerario de la agrupación Revista Nosotros entrevistó a Virginia Bono, directora del Estudio Coral Meridies, Jan Schumacher y Matiss Druvins, director y manager respectivamente del coro alemán, quienes fueron artífices de esta propuesta que traspasó fronteras a través de la música, el canto y el encuentro cultural.

¿Cómo y cuándo comenzó a gestarse el proyecto?

Nos encontramos los tres en mayo de 2017, en el marco de un festival internacional que se llevó a cabo en Alemania del cual Virginia fue jurado. Ahí nos conocimos y surgió la idea de este intercambio. A partir de ese momento trabajamos separadamente por un lado, la parte musical y por otro, la ejecutiva. Nos volvimos a encontrar a principio de 2018 para trabajar más concretamente sobre el proyecto en sí.


El director Jan Schumacher fue integrante del coro de Rheinland-Pfalz cuando era más joven. En ese entonces, hace justamente 19 años, hicieron una gira por Argentina. La experiencia fue muy hermosa y quedó en el recuerdo de todos. Esta propuesta surge también con el objetivo de repetir la experiencia y de alguna manera celebrar el aniversario de ese viaje.


Que la prestigiosa Virginia Bono sea elegida como la parte argentina del proyecto responde a que se buscó a un director que cuente con reconocimiento internacional, aspecto en el cual la directora santafesina se destaca.

Virginia Bono, Jan Schumacher y Matiss Druvins.

El proceso de conformación del Coro Juvenil de Rheindald-Pfalz es muy exigente ¿Cómo se concretó?

Los integrantes del coro realizan audiciones todos los años manifestando que quieren participar de los proyectos de la agrupación. Cuando el manager del coro elaboró el proyecto definitivo del intercambio comunicó a todos los que forman parte del corpus de todos los detalles del viaje: fechas, objetivos, itinerario. Se inscribieron más de 60 interesados. Lamentablemente, para el viaje a Argentina solo había lugar para 40 de ellos así que algunos se fueron depurando durante una selección.


Luego de las audiciones, con la agrupación ya conformada, comenzó el trabajo específico en función del proyecto. Una primera etapa de ensayo se realizó en abril, allí los integrantes debieron llegar con las obras estudiadas. Durante toda una semana muy intensa en Alemania, los cantantes cumplieron con jornadas de 8 horas de ensayo a cargo de los dos directores. La experiencia culminó con la presentación del coro en concierto en dos oportunidades en dos ciudades diferentes del Estado de Rheinland-Pfalz.


La segunda parte del proyecto fue el viaje en sí mismo, durante el cual también hubo jornadas de ensayo y presentaciones junto a los coros anfitriones en las ciudades Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe.

¿Cómo fueron seleccionadas las agrupaciones argentinas que participaron de la propuesta?

El proyecto tenía determinado qué ciudades se iban a visitar en la gira artística. Utilizamos nuestros contactos profesionales para establecer cuáles eran los coros de relevancia artística y musical, con renombre internacional, para poder realizar con ellos un intercambio. La idea era que ambas partes se vieran enriquecidas por la experiencia, hemos buscado formaciones que humana y musicalmente puedan brindar esto.


Repertorio innovador


Como el proyecto se propuso desde un comienzo como un intercambio musical, este contemplaba que en los conciertos compartidos en Argentina cada uno de los coros participe cantando su repertorio, pero que también haya un programa común. La propuesta era que las agrupaciones puedan cantar juntas conformando un solo coro bajo la dirección de los directores participantes.


Tanto Jan como Virginia se pusieron en contacto con los directores de los coros anfitriones para decidir qué música era factible estudiar y preparar para que con un ensayo previo pudiera funcionar muy bien musicalmente a la hora de interpretarlo. Así resultó que el repertorio fue diferente en cada ciudad, y se eligió de acuerdo a los gustos y las posibilidades de cada una de las agrupaciones corales.


A la par de algunas obras clásicas universales -del repertorio romántico y post romántico alemán- tanto Jan Schumacher como Virginia Bono decidieron incluir particularmente música contemporánea en la gira. Además, para el proyecto se comisionaron especialmente dos obras a un compositor alemán y a otro argentino, las cuales tuvieron su estreno mundial de la mano del coro.

¿Cómo fue la tarea de conformar el repertorio que se iba a presentar en cada concierto?

Pensamos en un repertorio en el que se incluyan obras de Alemania y Argentina, y, ampliando ambas regiones, algo de música Latinoamericana y Europea. Para nosotros fue muy importante no elegir un repertorio muy conocido si no que sea algo innovador, interesante para el público, no muy escuchado.


La directora santafesina destaca que para la gira en nuestro país el director alemán incluyó muchas obras que se escucharon por primera vez en Argentina. “Diría que fueron estreno americano o sudamericano con seguridad”, celebra. Por su parte, el repertorio argentino y latinoamericano que eligió no solo se estrenó en Europa por primera vez, sino que además está conformado por piezas de gran valor y prestigio compositivo y musical. “El hecho de poner en valor la música de compositores argentinos y latinoamericanos fue muy apreciado por la organización, por mi colega, por los cantantes y por el público que asistió a los conciertos”, concluye.


Un intercambio más allá de la música


El proyecto y la gira del Coro Juvenil del Estado de Rheinland-Pfalz puso especial énfasis en lograr un intercambio no solo musical sino también social.


Cuando los coros viajan -explican los directores- toman contacto con la ciudad a la que llegan, con la gente, su vida y sus tradiciones. Es importante el conocer, el estar, el participar de las tradiciones, de cómo se vive en ese lugar. Los coros anfitriones tuvieron la tarea de organizar el itinerario para brindar esa vivencia a los integrantes del coro juvenil alemán en cada ciudad.


“Hemos compartido cafés, meriendas, comidas luego de los ensayos -detallan- hicimos visitas a el Teatro Colón en Buenos Aires, recorridos por las bodegas mendocinas y hasta paseamos en barco en nuestra ciudad. El deseo de los coros locales era dar a conocer su tierra y que los visitantes se sientan realmente acompañados. Ellos se mostraron siempre muy agradecidos con cada uno de los coros por la bienvenida, la cordialidad, la calidez del público y, sobre todo, por la música compartida”.

Celebración


La gira del Coro Juvenil del Estado de Rheinland-Pfalz se enmarcó especialmente en la celebración de la unidad de Alemania el 3 de octubre pasado. Esto trajo aparejado que, además del intercambio que se dio con otros coros, se propicie el contacto con asociaciones y organizaciones alemanas de Argentina. En este sentido, la agrupación participó de un acto conmemorativo el pasado 3 de octubre en la Plaza Alemania de la ciudad de Buenos Aires. El mismo contó con la presencia de las escuelas alemanas, del embajador alemán en Argentina y otras personalidades destacadas.

Adhesiones
La presentación del Coro Juvenil del Estado de Rheinland-Pfalz contó con el apoyo de la Municipalidad de Santa Fe y las adhesiones del Goethe Institut, el Instituto Cultural Argentino-Germano de Santa Fe, el Hotel UNL-ATE, el Consejo para la Música y el Ministerio para la Ciencia, la Educación y la Cultura estatal de Rheinland-Pfalz, G u. J. Leifheit Stiftung Nassau y Lotto Stiftung Rheinland-Pfalz.

Previo De esperanzas y esperas
Siguiente Edición Impresa 02-11-2019