Alejandro Lacroix: “La vida me sorprende día a día”


El rumbo de la vida da tantas vueltas que a veces es imposible imaginar lo que tiene deparado el futuro. Sin embargo, para que se abran caminos nuevos y surjan oportunidades únicas es necesario experimentar, correr riesgos, romper las reglas, equivocarse y divertirse.

 

Textos. Soledad Vittori.

Sin dudas, esta forma de pensar fue la que llevó a Alejandro Lacroix a alcanzar todas sus metas. Existe una verdad que es muy cierta, las cosas mágicas solo ocurren fuera de la zona de confort. La cuestión está en atreverse. Como dijo un sabio alguna vez, si lo puedes soñar lo puedes hacer.

 

Por esta forma de pensar, este multifacético personaje se transformó en el “Chico de MTV”. A sus cortos 24 años, los productores del programa hicieron un casting en Buenos Aires al que concurrió con mucha expectativa, sin importar su trabajo en la agencia de viajes familiar. Su afán de crecer a nivel personal hizo que el puesto sea suyo.

 

A partir de ese momento, su carrera fue en ascenso y sin escalas. Durante 4 años trabajó en Miami para el espacio hasta que el canal decidió expandirse y comenzar a tener presencia en otros lugares. Los dos primeros elegidos fueron Argentina y México, y siendo que Alejandro era argentino fue trasladado a su país para transformarse en la cara de la firma.

 

Durante el tiempo que vivió en el extranjero Alejandro tuvo la oportunidad de concurrir a millones de eventos relacionados con la música. No obstante, uno en particular marcó su vida, el reconocido “Miami Winter Music Conference”. Cada año, el tercer fin de semana de marzo, se realiza una conferencia anual de música electrónica muy importante. La ciudad se inunda de DJ’s y productores discográficos que muestran la magia y el encanto del estilo.

 

SU CARRERA COMO DJ

 

Luego de participar del primer encuentro, un imparable Lacroix decidió aventurarse en un nuevo e inesperado rumbo, su carrera como DJ. Como todo comienzo, el aprendizaje fue progresivo y amigarse con las bandejas no fue tarea fácil. Sin embargo, eso no impidió que se animara a probar sus habilidades en reuniones pequeñas con amigos.

 

Su regreso a Buenos Aires lo posicionó como la cara de MTV y le abrió las puertas a nuevas propuestas laborales que cayeron casi por decantación. Trabajar en tele te da la oportunidad de incursionar en radio y su trayectoria en la música lo ubicó rápidamente en el mundo de la electrónica.

 

“La primera vez que toque para el público fue cuando volví a Buenos Aires. Vine con todo el suceso de la electrónica y enseguida me empezaron a llamar”, afirmó Alejandro.

 

Tocar en las primeras siete ediciones de la Creamfield fue un sueño hecho realidad, cuenta el artista. Así como también poner música en Pacha cuando la discoteca se encontraba en su punto máximo de popularidad. Cerrar la terraza del boliche a las 8 de la mañana con el sol saliendo y el río de fondo es un recuerdo que atesora en su memoria.

 

Desde que unió su vida a la música electrónica supo que su estilo era el House. Si bien, el abanico de posibilidades es muy amplio de inmediato supo identificarse con esa esencia. “Me gustan todos los estilos, pero para laburar me seduce el House, es el que más siento. Hay épocas que se ponen de moda más unos que otros, pero el House siempre está” sostuvo Lacroix.

 

Hoy, después de varios años de trayectoria, el reconocido DJ explica cuál es la clave para hacer de un evento un momento único. Según sus palabras, el punto está en hacer la famosa “lectura de pista”. Concurrir una hora antes a la fiesta y chequear cuál es la onda de la gente y del lugar para brindarles una experiencia diferente.

 

UNA ANÉCDOTA GRACIOSA

 

“Una vez me invitaron a tocar en un evento de Chandon en Punta del Este, más específicamente en José Ignacio. Había un parador tremendo y estaban todas las personas vestidas de blanco. Era LA fiesta del verano, mucha expectativa. Por situaciones de la vida salí un poco tarde de mi casa y llegue a las corridas. Lo que no me imagine era que me iba a olvidar los auriculares. No había forma de volver a buscarlos por la distancia del lugar, entonces llame a un amigo para que me los traiga sabiendo que iba a llegar una hora después de que yo haya comenzado. Estuve tocando la primera hora sin auriculares, cosa que es muy difícil. No me olvido más, ahora chequeo todo varias veces antes de salir” contó entre risas el artista.

 

UN SUEÑO

 

El reconocido artista tocó en las mejores pistas del mundo. No obstante, reconoce que le encantaría poder participar de un evento que se hace en Guarunja, al sur de Brasil, donde los DJ de todo el planeta arman una verdadera fiesta. “Es realmente tremendo”, recalcó el DJ.

 

SU TRABAJO EN LA RADIO

 

Nadie puede negar que Alejandro Lacroix es una celebridad multifacética. La televisión y la música no son sus únicos amores, la radio es otra gran pasión del artista. El aclamado músico lleva a cabo un programa de radiodifusión todos los días de la semana durante 3 horas en la emisión FM Delta 90.3, una de las más aclamadas en música electrónica. Y, además, produce dos programas más que son grabados, uno que se reproduce en paraguay y otro para que se transmita el día sábado.

 

Con esta labor, Alejandro admite que al llegar a su casa quiere desconectarse y dejar la música de lado. En ese momento sus hijos y su esposa son la prioridad. Sólo hace una excepción una vez a la semana cuando los sellos discográficos mandan material nuevo para la radio y tiene que seleccionar qué canción usar y cuál no.

 

 

 

 

Previo El día perfecto...
Siguiente 8º TORNEO DE DEPORTES Y UNIDAD BANCARIA 2017