Apple hace esperar a sus clientes con las reservas del nuevo smartphone iPhone X: la web fue activada unos diez minutos después de la hora anunciada, a las 07:00 GMT, y de inmediato el tiempo de entrega que apareció fue de entre dos y tres semanas.

 

Especialistas del sector y analistas bursátiles confían en que el tiempo de entrega a lo largo del día arroje indicios de cuántos aparatos nuevos se podrán se colocar en el mercado de cara al importante negocio navideño. Según las estimaciones del analista Ming-Chi Kuo de KGI Securities, Apple podría vender hasta Navidad sólo entre 20 y 30 millones de iPhone.

Recientes informaciones de medios y analistas destacaban la preocupación por la escasez de sensores para el sistema de reconocimiento facial, que lo que ha retrasado la producción del aparato.

 

El iPhone X es el primer smartphone de Apple cuya pantalla ocupa prácticamente toda la parte frontal. Apple sustituye el escáner de la huella dactilar que tenía hasta ahora (“Touch ID”) por un reconocimiento facial con ayuda de un sistema mas complejo.

 

El negocio navideño es para la empresa la época más importante ya que es cuando más iPhones se venden.