El papa Francisco conversó por primera vez con los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) y ellos le contaron que desde allí arriba la Tierra es de una “belleza indescriptible”.

 

Desde le espacio es imposible “ver la belleza indescriptible de la Tierrra y no quedar profundamente conmovido”, dijo durante la videoconferencia el comandante de la ISS, Randolph Bresnik, al pontífice.

 

Desde la estación espacial ven “paz y serenidad. No hay fronteras, no hay conflictos, solo paz” y eso hace que uno se de cuenta de “lo frágil que es nuestra existencia”, añadió el astronauta estadounidense.

 

En una conversación de 20 minutos, Francisco abordó grandes cuestiones filosóficas como “cuál es el lugar del hombre en el universo”, pero también preguntó sobre las motivaciones de la carrera de la tripulación.

 

Uno de los dos rusos en la ISS, Segey Ryazanskiy, dijo que se hizo cosmonauta para seguir los pasos de su abuelo, que trabajó en el proyecto original del satélite ‘Sputnik‘ de la Unión Soviética.

 

Mientras tanto, el astronauta italiano Paolo Nespoli dijo que no estaba del todo preparado para reflexionar sobre el destino de la humanidad, pero agradeció al papa por hacerles pensar en cosas que son más grandes que ellos mismos.

Nespoli también contó a Francisco que espera que las personas como él también puedan ir algún día al espacio, algo que dio por seguro “en el futuro”.

 

La ISS es una nave que orbita la Tierra a unos 400 kilómetros de distancia y alberga tripulaciones internacionales desde 2000. Su tarea principal es realizar experimentos científicos.

 

Francisco no es el primer pontífice en contactar con la ISS, su predecesor, Benedicto XVI, tuvo una conversación similar con astronautas en 2011.