Bambú de la suerte


Por Soledad Adjad.

¿Te regalaron un bambú y no sabes cómo cuidarlo? Hoy vamos a ver juntos algunos consejos…

La luz. El Bambú de la Suerte se desarrolla mejor con niveles moderados de luz indirecta. La directa (como la del borde de una ventana soleada) es muy fuerte para él. Tolera mejor poca luz que mucha luz. Incluso se pueden dejar en habitaciones sin luz natural, en este caso se recomienda moverlo a un lugar más luminoso (pero no al sol directo) por 3 o 4 días después de algunas semanas.

El agua es muy importante. Crece muy bien en ella pero no le gustan los químicos (cloro y flúor, por nombrar dos) presentes en el agua corriente. El agua de lluvia o filtrada mantendrán a tu Lucky Bamboo saludable por más tiempo. Si no tenés sistema de filtración, adelantate y poné agua corriente en un contenedor el día anterior a regar o cambiar el líquido, dejándola descubierta por lo menos una noche o por 24 horas para que los químicos se dispersen.


Cuidá el nivel de agua en su Bambú de la Suerte y agregar un poco de más cuando el nivel baje a la mitad. La frecuencia dependerá del tamaño de tu arreglo y de la humedad de tu hogar. Cada semana, renovar el agua del contenedor.

Hablemos de nutrientes. Debemos considerar que el Lucky Bamboo usualmente crece feliz por años solo en agua pura, pero eventualmente necesitará algo de alimento. Si tu planta se vuelve delgada y pálida después de un tiempo, probá moviéndola un poco más cerca de una fuente de luz y agrega fertilizante muy diluido. Si la planta se pone amarilla pocos días después de fertilizar quiere decir que se sobrefertilizó; en este caso, cambiar el agua inmediatamente y no fertilizar por unos meses.


Es importante tener en cuenta que no se debe fertilizar cada vez que se cambia el agua. Cada dos meses o más es suficiente. Las plantas cultivadas en agua no necesitan fertilización tan frecuente como las de sustrato y fertilizarlas demasiado o muy frecuentemente es más peligroso que no hacerlo lo suficiente. El Bambú de la Suerte crece muy lentamente de forma natural, por lo tanto hay que asumir que necesita fertilizante solo porque no parece estar creciendo.


Estas plantas son hermosas y aportan un toque zen en nuestros hogares.

¡A cuidarlas y a regalarlas! ¡Dicen que es la mejor para los buenos deseos!

Previo Rituales exclusivos en el salón
Siguiente Edición Impresa 30-11-2019