Agustina Rico cuenta en una entrevista íntima con Nosotros el secreto de su éxito laboral.

 Textos: Soledad Vittori. Fotos: Guillermo Di Salvatore.

Una casa antigua, una vidriera amplia y una decoración sofisticada me recibieron al ingresar a Blonda de Marcial Candioti. Una sonrisa cálida y la imprescindible atención de su dueña, Agustina Rico, hicieron del ambiente un lugar agradable para la charla.

 

La conversación fluyó, como fluye el agua de una cascada, y se tocaron temas de lo más variados. El inicio del local, sus metas, la importancia de fidelizar y priorizar al cliente para que se sienta parte y la aceptación de las nuevas propuestas; fueron algunos de los puntos importantes.

 

“Las chicas que trabajan en Blonda se manejan siendo totalmente sinceras. Lo más importante es que la clienta se sienta cómoda y segura de lo que uno le está diciendo y de la opinión que se le está dando. Nuestro objetivo no es vender por vender sino que las mujeres se sientan conformes y contentas con lo que se llevan”, destacó Rico.

 

Este es el principal motivo de que los años pasen y las clientas se sumen. Mejorar implica dedicación, constancia y esfuerzo. Palabras clave que definen la ideología de un negocio que con apenas 4 años de trayectoria logró conquistar la ciudad.

 

Luchar por automejorar y sobresalir son las claves del éxito. Agustina nunca fue una persona de quedarse quieta y ese es el secreto: alejarse de la comodidad y buscar nuevos rumbos que impliquen riesgos.

 

Por este motivo, la marca emprendió un nuevo proyecto que anhelaba desde hacía tiempo: brindar un sector privado de asesoramiento personal para la mujer que desee ser aconsejada y otro de accesorios, calzados y carteras.

 

“Mi meta es siempre ofrecer a la clientela algo nuevo e innovador. Bajo esta premisa se me ocurrió abrir el nuevo sector de accesorios para que la mujer que entre a Blonda se pueda llevar un look completo y hacer que se sienta protagonista del momento”, puntualizó Rico.

 

Además agregó: “Las personas reciben con buenos ojos lo que les proponemos. Vemos una respuesta muy positiva de la gente. Sugerimos distintas tendencias y distintos estilos. La clienta de Blonda es súper variada, desde un jean clásico hasta un pant corto. La chica Blonda es así, adopta todas las modas”.

 

Por último, expuso: “Estoy sorprendida. Las mujeres de Santa Fe se están animando a todas las tendencias que vienen con fuerza esta temporada, que por ahí no son muy clásicas, dado que esta estación se juega bastante con las formas osadas. Se están animando más al cambio”.