El músico legendario, guitarrista de Queen, y también científico festeja hoy su cumple número 70.

 

Con más de 45 años sobre los escenarios, Brian abandonó en los ’60 un doctorado en Astrofísica para dedicarse a la música. Fue allí donde dio sus primeros pasos, cuando conoció al baterista Roger Taylor, que estudiaba Biología.

 

Al tiempo se incorporó Freddie Mercury, que entonces aún usaba su verdadero nombre, Farrokh Bulsara. En 1971 Queen tomó forma al ingresar John Deacon. May le dio vida a grandes canciones como “We Will Rock You”, “Who Wants To Live Forever”, “I Want It All”, “The Show Must Go On”, entre otras.

Es licenciado en Física y Astronomía en el Imperial College de Londres en 1968. Para su doctorado en astrofísica, Brian estudió el reflejo de la luz del polvo interplanetario en el Sistema Solar. Su tesis, “An Investigation of Motion of Zodiacal Dust Particles”, está basada en sus observaciones en el observatorio Teide, en la isla de Tenerife, durante los años 1971 y 1972 de cuyos trabajos realizó dos publicaciones.

 

May dejó de escribir su tesis cuando Queen consiguió el éxito. Su pasión lo llevó a retomarla después de 30 años para entregarla en 2007. La ceremonia de su graduación fue en el Royal Albert Hall la tarde del 14 de mayo 2008, 37 años después.

 

El 19 de julio de 2007 fue nombrado Rector honorífico de la Universidad John Moores (LJMU) de Liverpool.

 

Cuando tenía 16 años se dio cuenta que no podía tocar las canciones que le gustaban en su acústica. Como no tenía plata para comprarse una eléctrica, con la ayuda de su padre, un ingeniero eléctrico, fabricó su propio instrumento. No usa púa. Descubrió que con una moneda de seis peniques podía conseguir un sonido más limpio.

 

El amor que tiene por su viola lo llevó a pagar, según The Daily Mirror, 16 mil dólares para que viaje en primera en un vuelo de Londres a Los Angeles. “No había forma de que Brian permitiera que su guitarra fuera tratada como un bulto más. Un miembro de su equipo voló en primera clase junto a la guitarra, pero tuvo que reservar un asiento también para ella, ya que no cabía en los compartimentos de cabina para el equipaje”, destacó una persona cercana al músico.