Preparamos el Día de los Enamorados con propuestas para regalar y disfrutar de momentos únicos con esa persona especial.

“Recibir flores es un mimo al alma”

“No hay mujer a la que no le guste que le regalen flores”, sentencia Soledad Adjad, responsable de Petunias, una coqueta florería santafesina que se prepara para uno de los días más esperados del año: San Valentín. Con ella charlamos para conocer las propuestas que el local ofrece para agasajar a los enamorados el próximo 14 de febrero.

 

“La celebración de este día ha crecido muchísimo en nuestra cultura. Año a año se ha ido aumentando de manera increíble. Por ahí decimos ‘nos agarramos de otra cultura’, pero en realidad está buenísimo disfrutar de estas fechas tan lindas. Es un día importante y está muy bien que así sea”, asegura Soledad. Recuerda que hace unos años, un 14 de febrero, estaba trabajando “a full” cuando la llamaron desde una radio muy conocida para preguntarle por qué había una cola de 20 personas frente a su negocio: “El locutor me preguntaba si de verdad la gente regala flores para San Valentín, yo no podía creer lo que me estaba diciendo… ¡Obvio que si!”.

¿QUÉ REGALAR?

Las propuestas varían en dimensiones, estilos y precios pero todas llevan un sello personal de quien elige. “Ofrecemos a nuestros clientes de todo el año propuestas especiales para que agasajen a sus enamoradas de forma distinta. También tenemos muchos clientes nuevos para San Valentín que se acercan preguntando qué pueden regalar y se encuentran con un montón de sorpresas. Hablamos del hombre que le regala a la mujer, pero puede ser de quien sea para quien sea, lo importante es el deseo de expresar amor”, aclara nuestra entrevistada.

Entre las opciones se puede elegir:

 

– Ramos de todo tipo. Obviamente la vedette de San Valentín es la rosa roja, una flor que inspira pasión, guste o no. Pero lo que caracteriza a esta florería son los arreglos surtidos, con muchas flores variadas en distintos colores. Se usan mucho liliums, astromelias, gerberas, lisiantus y, por supuesto, rosas también.
– Arreglos. Se preparan arreglos muy chiquitos, pequeños presentes, hasta otros sumamente importantes. En el primer caso, preparan rosas individuales o arreglos institucionales para restoranes y hoteles. De ahí en más, la propuesta se va agrandando paulatinamente, según lo que el cliente busca.
– Complementos. Muchos enamorados eligen regalar un perfume, una cena o estadía de hotel; a esto le pueden agregan un detalle de flores para quedar muy bien.
– Importantes. Se trata de arreglos muy importantes que incorporan bombones o botellas de champagne (o la bebida preferida de la agasajada) con copas y frapera.
– Peluches. “A las chicas les encantan”, afirma Soledad. A estos muñequitos se les agrega un ramo de flores y carteles con frases.
– Otras alternativas: canastas de mimbre pintadas o rústicas, globos y arreglos florales en forma de corazón del tamaño y con las flores a elección.

EL DETALLE DIFERENTE

 

Todos los años para esta fecha la florería prepara una decoración alusiva para su vidriera. Para hacerlo busca siempre innovar con detalles nuevos: un año fueron almohadones, otro corazones rústicos, etc. Pero un año la cosa tomó un giro inesperado: “Empezamos arreglando la esquina -explica Soledad- pero la gente nos pedía que le vendiéramos la deco. Con el tiempo entonces empezamos a hacer cosas que luego podíamos vender. El año pasado incorporamos unos corazones colgantes que fueron un éxito. Lo diseñamos nosotros y los vendimos durante todo el año, tuvimos que reponerlos millones de veces. Se trata de portamacetas de hierro colgantes con un aro donde va la planta. Los corazones quedan colgantes, se puede colocar uno o varios, uno debajo del otro. Este San Valentín también los van a encontrar”.

 

“Estamos siempre abiertos a hacer cosas nuevas. Si el cliente viene con una idea innovadora que a nosotros no se nos ocurrió, nos parece buenísimo, la tomamos y la hacemos. Es algo que nos caracteriza: todo el tiempo buscar detalles diferentes, que no se hayan hecho. Una vez vino un muchacho y nos pidió que le decoremos la habitación de un hotel porque él le iba a pedir casamiento a su novia”, recuerda.

CONOCER AL OTRO

 

Soledad asegura que hay chicos que vienen con la idea sumamente armada, que son creativos; y otros -la mayoría- que no, por lo que buscan asesoramiento. Para estos casos, recomienda: “Es importante para los hombres conocer a sus mujeres, saber si les gusta algo más sencillo o bien un arreglo muy cargado. Siempre les preguntamos: ¿Ella cómo es? ¿Qué le gustará? ¿Le gustan los colores fuertes o claros? Hay que saber leer a la pareja, eso es algo que al hombre naturalmente le cuesta un poco. De todas formas es importante saber -siempre lo repito- que a toda mujer le gusta que le regalen flores, todas nos sentimos gratificadas cuando las recibimos sea de una pareja o de otra persona. Recibir flores es un mimo al alma, ese es nuestro slogan y lo creemos así”.

Petunias
Dirección: San Jerónimo 1999
Horario: Corrido de 8.30 a 20.30
Pedidos: Se toman por teléfono o vía Facebook, Instagram o Whats App.
Dato extra: Los días previos a San Valentín, el 12 y 13 de febrero (feriados de Carnaval), las chicas de Petunias estarán trabajando y tomando pedidos.