Chloé y su influencia setentera


La empresa de moda francesa fundada por el diseñador Gaby Aghion en 1952, lanzó su colección otoño-invierno con varias tendencias que dan que hablar. A continuación realizaremos un análisis de cada una de ellas.

Textos. Soledad Vittori.

Vestido camisero: Sofisticado en su esencia, es perfecto para multitud de ocasiones y da un aire diferente a cualquier tipo de estilismo. Es genial para llevar con sneakers, sandalias, bailarinas o albarcas. Se puede llevar para ir a trabajar, por la tarde a tomar un café, para una cena o un evento nocturno, etc. El vestido camisero tiene innumerables utilidades y sirve para encajar en todo tipo de eventos.

Cinto: La moda de esta temporada aterriza para resaltar la cintura y dar homenaje a la feminidad en su estado más puro. La nueva temporada pide a gritos una silueta de mujer bien definida con cinturones que destaquen uno de los puntos más fuertes del género femenino.

Campera de cuero con piel: La marca lanzó al igual que innumerables firmas a campera del momento: el abrigo de cuero o ecocuero con piel de cualquier largo. Esta prenda invernal se volvió en el elemento más demandado del año 2000 y vuelve a ser furor dos décadas después. Y es que hay algo que no se discute y es el hecho de que la gente quiere estar abrigada y no pasar frío. Nada mejor en estos casos que sentir que estás abrigada y canchera.

Pollera de jean larga: Volvió con todo el glamour propio y osado de esta década, con un tajo profundo y por demás de sugerente en el frente que hace de esta prenda, la más deseada del año. Es canchera y apta para usar en diferentes circunstancias. Y es que el denim es un clásico que nunca va a pasar de moda.

Pantalón ancho: tiene un aire a bombachas de gaucho con esas pinzas tan pronunciadas pero se mantiene suelto hasta el final. Superado el corte skinny y habiéndonos habituado a siluetas más amplias, es el momento de ir un paso más allá y apostar por estos pantalones.

Mangas abultadas: La tendencia de las mangas abullonadas y voluminosas, que nos trasladan a los ochenta, regresaron para quedarse. Y es que, este diseño estilo globo con grandes volúmenes resulta ideal para mujeres de hombros pequeños o poco busto, ya que resalta esta zona de su cuerpo.

Previo 9 ideas para dar calidez al hogar
Siguiente Cócteles y cristalería: cada bebida tiene su copa