Se viene el 14 de febrero, día para celebrar el amor y la amistad. Si bien lo tradicional es pensar en regalos románticos, también obsequiar a esa personita especial algo que sabemos que le gusta mucho constituye un detalle amoroso.

Por: Romina Santopietro

 

Para estar a tono con la revista de esta semana, desde la columnita nos sumamos con algunas sugerencias, que son una excelente opción para regalar.

 

Recomendar libros románticos, cuando una misma no es fan del género, cuesta un poco. Como también cuesta que una novela de amor me enganche y me encante. Así que cuando esto sucede, siento que descubro una joyita.

Entre tantas historias de amor emparchadas, deslucidas, muestras gratis mezquinas y mentirosas de un amor desvalorizado y, en el arco opuesto de este amor de mal semblante, taimado y dañino está el altar del amor que brilla inmortal y vence todo obstáculo… Encontré la semblanza del amor cotidiano, más cercano, definitivamente más humano. En este centro se ubican las historias de Cecelia Ahern. Es la autora de “Post data: te amo”, una de las historias más bellas de amor que leí. “Donde termina el arcoiris” y “Si pudieras verme ahora” son otros títulos de esta joven escritora que hace del amor cotidiano algo épicamente dulce.

“La delicadeza” de David Foenkinos es conocida en Francia como la novela de los diez premios.

¿Qué tiene esta novela amable, de estructura sencillísima, aderezada con toques de ternura y humor y que transita entre el drama y la comedia? “Ofrece lo que su título indica: delicadeza, en un mundo acelerado y brutal. Ofrece un elogio de la lentitud, de la atención al otro”, explica su autor.

 

Foenkinos consigue ofrecer al lector un poco de oxígeno, de optimismo, en tiempos especialmente sombríos, cargados de preocupación por lo material y donde urge un cambio de valores. Más que de la búsqueda de la felicidad y del amor, de lo que habla esta novela es de la oportunidad del disfrute, de los momentos, de esos instantes especialmente propicios para el milagro.

“La elegancia del erizo”, de Muriel Barbery descubre a mujeres y hombres que viven juntos pero en mundos diferentes, separados por la cultura y las condiciones sociales. Es una entrañable historia que ahonda en las dificultades de las personas para establecer relaciones, y en la gracia de la soledad.

 

Su peculiar forma de escribir se condensa en capítulos muy cortos que dejan al lector expectante ante los acontecimientos que va descubriendo en la trama.

 

Una obra maravillosa, tierna, divertida, inteligente, sagaz, irónica… Realmente bella.

 

No todo tiene que ser rosas rococó rosadas y querubines rechonchitos por San Valentín, así que decidí incluir algunas novelas con mucho humor para quienes prefieran algo más divertido.

En su desopilante bestseller “El Proyecto Esposa”, Graeme Simsion dio vida a un personaje difícil de olvidar: Don Tillman, un profesor de Genética australiano tan inteligente como inepto para el trato social. Y vuelve Don -recargado- en “El proyecto matrimonio”, que también publica Salamandra. Todo parece ir viento en popa hasta que Rosie le comunica que… está embarazada. El caos se desata. Don es un excéntrico investigador obsesionado con analizar todo matemáticamente y, al intentar aprender sobre la paternidad, se mete en problemas debido a su incapacidad de entender las sutilezas de las relaciones y convenciones sociales. Simsion reconoció que Don puede ser comparable de alguna manera con el personaje de Sheldon Cooper de la serie The Big Bang Theory, aunque acotó que es “mucho más complejo”. Son dos libritos para reirse y disfrutar.

Y finalmente, si saben de alguien que ame “Alicia en el país de las Maravillas”, “Madama Butterfly”, “El herbario de las hadas”, “Cuentos Macabros” de Edgar Allan Poe, “María Antonieta”, “Ondina”, “Frida”, “Los amantes mariposa”, “Nuestra Señora de París” -bellísima edición en dos tomos del clásico de Víctor Hugo- todos estos títulos ilustrados por el genial Benjamín Lacombe, son tesoros para regalar. Serán las joyas de la corona de sus bibliotecas. Las ilustraciones son hipnóticas, atrapan la mirada y se graban en el alma. Son libros ilustrados para adultos, apelan a nuestra búsqueda de la belleza, aúnan estética, arte y soporte.