El rostro es una de las partes de nuestro cuerpo a la que más atención debemos prestar, ya que está expuesta a todo tipo de agresiones: rayos solares, contaminación, maquillaje, etc. Asimismo, con la llegada de la época veraniega, los factores externos se agravan y es necesario llevar a cabo más cuidados:

– En primer lugar, es muy importante mantener hidratada la cara, ya que en verano la intensidad de las radiaciones solares y las altas temperaturas hacen que la piel del rostro se vea especialmente afectada causando una sequedad más profunda. Se recomienda usar cremas hidratantes de textura más suave que el resto del año e incrementar su aplicación.

– Asimismo, será fundamental usar cremas con fotoprotector solar para proteger la cara de los rayos solares. Deberás elegir el factor de protección que corresponda a tu tipo de piel para asegurar que la radiación ultravioleta no perjudicará nuestro rostro. Recuerda que es necesario aplicar la crema solar antes de salir a la calle y renovarla con frecuencia.

– Por otro lado, también será fundamental la limpieza de la cara en verano, para eliminar cualquier resto de crema, maquillaje, suciedad, etc. Durante la temporada estival, se recomienda usar limpiadores faciales poco agresivos como jabones o geles neutros sin factores químicos que no resequen la piel y tónicos refrescantes para revitalizar la piel del rostro.

– La aplicación de mascarillas es otra de las acciones que podemos llevar a cabo para mantener cuidada la piel de la cara en verano. Buscar la que más se adapte a tu tipo de piel e incluso se puede realizar en casa.

– Cabe destacar que algunas partes de la cara son más sensibles que el resto y se ven más afectadas por las inclemencias meteorológicas. Es el caso del contorno de ojos o los labios, por lo que se les debe prestar atención especial para mantenerlos en perfectas condiciones durante el verano.

Estos cuidados de la piel, entre otros, evitarán la aparición de manchas y otros problemas derivados de la exposición a las agresiones propias del período de vacaciones.