Cómo cuidar tus orquídeas (II)


Por Soledad Adjad

¿Qué tipo de luz necesitan?
Para saber qué tipo de luz necesita tu orquídea debemos prestar atención a las hojas: las que las tienen anchas y en tono verde oscuro necesitan menos luz, mientras que las que tienen hojas más angostas color verde claro necesitan más luminosidad.


Las orquídeas en general necesitan una buena iluminación que potencie el crecimiento y la floración, por lo que es idóneo encontrarles un buen lugar junto a la ventana. Siempre cuidarlas del sol directo, el exceso de luz puede generar que las hojas amarilleen y se caigan.

Fertilizantes, sustratos y abonos

El abono es fundamental para estas plantas, en especial si queremos disfrutar sus lindísimas flores. Lo mejor es que compres fertilizantes especialmente indicados para orquídeas, muchos de los cuales se disuelven en el agua de riego. El fertilizante foliar también es muy bueno, ya que muchas orquídeas también absorben nutrientes a través de sus hojas.


Por otra parte, es muy importante que utilices siempre sustrato específico para orquídeas, teniendo en cuenta que hay de diferentes tipos dependiendo de si son terrestres o aéreas. Consultar siempre con el especialista de tu vivero de confianza. El común denominador es que el drenaje tiene que ser óptimo. Nunca uses compost o tierra utilizada para otro tipo de plantas.

¿Cada cuánto hay que cambiar la tierra y la maceta?

Es hora de cambiar la planta de maceta y renovar el sustrato si:

  • La tierra se compactó.
  • Hay encharcamiento y podredumbre por exceso de riego y mal drenaje.
  • La maceta ya quedó chiquita. Es importante tener en cuenta que hay orquídeas que necesitan macetas transparentes para que sus raíces reciban la luz.
  • No olvidar que este proceso se debe llevar a cabo sólo cuando la planta está en reposo, dormida.

La variedad más común: Phalaenopsis
Son las que tienen las típicas flores para el corte. Les gustan los ambientes cálidos y necesitan buena luz. Es importante fertilizarlas sólo cuando está activa, es decir, cuando crece, no durante el receso. El riego dependerá del tamaño y de su recipiente, disminuyendo lógicamente la cantidad cuando la planta está en reposo. Esperar a que se seque un poco el sustrato antes de regar.


Tienen una floración bastante prolongada y raíces y hojas gruesas, por lo que no se necesita regar más de una vez por semana.

Algunos datos extra
La familia de las orquídeas agrupa entre 25 mil y 30 mil especies. Prácticamente no hay lugares del planeta en donde no existan, ya que estas plantas lograron a lo largo de los milenios adaptarse a todo tipo de climas.

En Brasil hay más de 2500 especies, en Venezuela 3000 y así sigue la lista. Cada año, además, se descubren nuevas variedades.

Las especies más primitivas son terrestres y suelen provenir de regiones frías, mientras que las que crecen en los árboles (es decir, que son epífitas) son las más evolucionadas y generalmente provienen de regiones cálidas.

Previo Dejar huella donde no haya senderos
Siguiente 4 tips para cuidar tu cabello en verano