¿Cómo se celebra la Pascua en el mundo?


En Argentina desde pequeños sabemos que la Cuaresma comienza con el Miércoles de Cenizas, el Domingo de Ramos anticipa el Domingo de Resurrección y… ¡los huevos de Pascua!
Textos. Revista Nosotros.

En nuestro país observamos las tradiciones de Pascua: no comer carne los viernes de Cuaresma, ir a bendecir los ramos de olivo a la misa y finalmente, el domingo de Resurrección, obsequiar huevitos y conejos de chocolate a los más chicos -y no tanto- de la familia.


Pero ¿cómo se celebran las Pascuas en el resto del mundo?


En Estados Unidos es típico celebrar la Semana Santa al aire libre. El famoso Easter Egg Hunt (Caza del Huevo de Pascua) anima a los niños a buscar los famosos huevos de chocolate, que en muchas ocasiones han decorado antes. Una tradición muy dulce que marca el comienzo de la primavera en todo el mundo anglosajón.


En España se celebra la Semana Santa en todas las ciudades y pueblos. Las procesiones religiosas, especialmente en el sur tienen un gran peso y tradición.

Los pasos son cargados por las cofradías acompañados por los penitentes con túnicas y capuchones. Málaga y Sevilla son las dos opciones más conocidas donde se realizan estos multitudinarios desfiles.


La Pascua de Filipinas es una de las celebraciones más polémicas de todo el mundo. Muchos filipinos recrean el dolor que sufrió Jesús. Crucifixiones, latigazos y mortificación, son naturales en una Semana Santa no apta para sensibles ya que muchas de las imágenes son estremecedoras.


Las campanas no suenan en Francia durante toda la semana. Según la cultura popular esto se debe a que las campanas vuelan a Roma para recibir la bendición Pontificia y regresan cargadas de dulces. Así que es normal ver a los niños buscando su recompensa en las iglesias y parques. Debido a la intrincada arquitectura de las iglesias cristianas, el repique de campanas de la iglesia el domingo de Pascua es un evento que puede oírse desde muy lejos.


Quemar a Judas, el apóstol que traicionó a Jesús, es uno de las costumbres más famosas de la Semana Santa brasileña. La gente hace un muñeco de paja que cuelgan y queman por la calle, celebrando el final de la Cuaresma.

El chocolate reina en Brasil, especialmente en Sao Paulo, donde los mejores chocolateros deleitarán a los niños de todas las edades con sus dulces.


Los niños australianos reciben sus huevos de Pascua no en forma de conejo sino de un roedor con orejas similares a las del conejo, llamado “bilby”. Los australianos disfrutan comer panqueques, que abundan antes del comienzo de la temporada de cuaresma.


La Pascua en Inglaterra siempre incluye “hot cross buns” (bollos de cuaresma). Estas pequeñas delicias típicamente están rellenas con pasas de uva o pasas de Corinto. Antes de ser cocidos al horno, los bollos se cortan en cruz y luego se recubren con azúcar impalpable mientras están todavía calientes.


La Fasika, el término usado para la Pascua en Etiopía, se observa usando una ropa blanca llamada Yabesha Libs. Después de terminar el ayuno, se sirve pan de masa fermentada a amigos y familiares. Hay suficiente pan para compartir con cualquier persona que visite el hogar.


¡Christos Anesti! Considerada la fiesta más importante de Grecia, la Pascua se celebra toda la semana anterior al domingo de Pascua. El plato principal es un cordero entero asado, acompañado por bebidas a discreción como el ouzo.


El domingo de Pascua se pasa en México yendo primero a misa y luego con una celebración tranquila en familia. Los festejos como fuegos artificiales, desfiles, música y baile tienen lugar durante la semana anterior.


Decorar huevos de Pascua es una parte importante de la tradición rusa. Los huevos famosos diseñados por Fabergé a fines del siglo 19 y principios del siglo 20 siguen siendo codiciados por los coleccionistas. Los rusos celebran frecuentemente con paskha, un plato de queso y otros ingredientes en forma de pirámide decorada.


Origen del huevo de Pascua


Para muchas civilizaciones, principalmente las situadas en Egipto, Grecia, China, incluso en algunos lugares de América, el huevo representaba fertilidad y vida. Cada vez que terminaba una dura época, se intercambiaban luego de que fueran decorados.


En pocas palabras, el huevo implícitamente se regalaba para recordar la llegada de fertilidad, vida y nacimiento.
Con el auge del cristianismo, el huevo encontró una fecha ideal para ser regalado: Pascua de resurrección, esto es porque la iglesia había prohibido comer huevos durante la cuaresma, entonces la gente durante aquellos días los pintaban y los guardaban para luego ser consumidos en Pascua de Resurrección.


Como era de esperar, aquella costumbre europea fue introducida a América luego que llegaron los misioneros.


¿Y el conejo?


Hay muchas fábulas relacionadas con la aparición del Conejo de Pascua. Esta es la más conocida: Un conejo se quedó en el sepulcro de Jesús, y observó como había gente que lloraba por su muerte, esto supuestamente afectó al animalito quien también se entristeció. El conejo se mantuvo cerca del cuerpo de Jesús y entendió que la persona que estaba allí debía ser muy importante y querida por la gente. Con el pasar de los días el conejo fue testigo de la resurrección y al no poder hablar para comunicar la noticia, repartió huevos decorados.


Desde antes de Cristo, el conejo -o la liebre- era un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. En alusión a esa diosa, en algunos países a la festividad de pascua se la denomina “Easter”. The Westminster Dictionary of the Bible (El diccionario Westminster de la Biblia) recoge que Easter era “originalmente la festividad de la primavera para honrar a la diosa teutónica de la luz y de la primavera, a quien se conocía en anglosajón como Easter”.


Con el paso del tiempo no faltó el visionario que quiso otorgar a los huevos de pascua una función comercial y es por eso que se inventaron los huevos de chocolate y los conejos de chocolate, ya que venían decorados y despertarían el interés de los niños… y de los grandes.

Previo ¿Decoramos la mesa para Pascuas?
Siguiente Los actos fallidos en el trabajo