Los autores de la exitosa serie “Juego de Tronos” planearon en un principio no mostrar en televisión los últimos seis capítulos de la saga, sino convertirlos en películas de cine, informa la revista Entertainment Weekly.

Según explicó el autor y productor David Benioff a la revista, los costes son en términos comparativos inmensamente altos. “Hemos recibido un presupuesto generoso de HBO. Pero sabíamos que para lo que nos proponíamos no era lo suficientemente generoso”, dijo Benioff.

El canal por cable tuvo en un principio la idea de rodar tres películas de cine siguiendo el ejemplo de “El Señor de los Anillos”, pero finalmente lo descartó. No obstante triplicó el presupuesto para la sexta temporada. Cada capítulo, según se ha señalado, cuesta 15 millones de dólares.

Los seis capítulos finales de la serie llegarán a la televisión estadounidense el próximo año. Según la revista, que dedica la portada a la serie, contará con la mayor batalla rodada para televisión en la historia de la pequeña pantalla.

La lucha entre las personas y los Caminantes Blancos, un ejército de muertos vivientes, se rodó durante semanas en Belfast. Tan sólo el rodaje de las escenas exteriores se prolongó durante 55 noches. Por el momento, el canal HBO todavía no ha dado a conocer la fecha en la que comenzará a emitirse la esperada temporada final.