Han calculado la millonada que supondría la escuela de magia. Incluye hasta la casa de Hagrid.

Toda una generación de lectores ha fantaseado con la posibilidad de acudir a la más conocida escuela de magia de la literatura, el castillo de Hogwarts. Aunque, seamos sinceros, parece difícil que una lechuza aparezca en nuestra ventana para anunciarnos el inicio del curso lectivo. En cualquier caso, este edificio sigue fascinando a grandes y pequeños, pero ¿cuánto costaría construir una escuela como esta?

Los encargados de calcular este coste han sido los expertos de BigRentz, una web dedicada al alquiler online de maquinaria de construcción. Y por lo visto, levantar -mediante medios muggles- Hogwarts, sería toda una inversión al alcance de solo unos pocos.

De acuerdo con los cálculos de la compañía, el castillo en sí se iría a 148.345.121 millones de euros. El estilo recuerda al del Castillo de Windsor y su tamaño es impresionante. Estaríamos hablando de casi 38.461 metros cuadrados de extensión. Solo el Gran Salón se iría a 538 metros cuadrados y un coste de 760.340 euros.

Pero Hogwarts es más que el edificio principal. Hay que tener en cuenta los ocho invernaderos que costarían 153.000 euros, y la casa de Hagrid, un chaletito en la linde del bosque que se iría a unos nada despreciables 350.000 euros. El deporte también se lleva su parte, ya que el campo de Quidditch se llevaría 874.000 euros más. El túnel que une Hogwarts con Honeydukes, una infraestructura discutible, costaría un poco más de 2 millones.

El total que se ha calculado para la construcción de Hogwarts sería de unos 153 millones de euros. Hay que tener en cuenta que estaríamos hablando solo de los costes básicos de construcción. A eso habría que añadir todo el resto de elementos necesarios para poner en marcha la escuela a nivel básico, como son los muebles, pizarras, matraces, duendes malvados, dragones, tapices, pasadizos secretos…

Otro punto por añadir sería el sueldo de los profesores, que, en el caso de Maestro contra las Artes Oscuras, debe tener un plus de peligrosidad interesante. Lo cierto es que ahorran por otro lado, ya que la mayor parte del personal está compuesto por elfos domésticos. De hecho, el personal humano es escaso: una enfermera, un conserje y el guardabosques.

Además, hay que tener en cuenta que la educación en Hogwarts es gratuita, pese a su aspecto de caro internado inglés. Es decir, que el presupuesto final recae directamente sobre el Ministerio de Magia. Por suerte, parece que son capaces de conseguir financiación por medios más allá de lo humano. Así cualquiera.