La cantante estadounidense Demi Lovato se dirigió hoy por primera vez a sus fans tras su internación hace unas dos semanas en el centro médico Cedars Sinai de Los Angeles y afirmó en un post en Instagram que siempre había sido sincera acerca de sus adicciones y que seguirá luchando para estar bien.

“Siempre he sido transparente acerca de mi recorrido con la adicción. Lo que aprendí es que esta enfermedad no es algo que desaparece o se desvanece con el tiempo. Es algo que debo superar y aún no lo logré”, escribió.

Además, la cantante agradeció a su familia, sus colaboradores y su equipo médico por sus cuidados incansables. “Sin ellos no estaría aquí escribiendo esta carta para todos ustedes”, apuntó.

La cantante fue ingresada el 24 de julio en el hospital de Los Angeles. Algunos medios informaron que había sufrido una sobredosis con una sustancia desconocida. En el pasado, Lovato ya había hablado de su adicción a las drogas y problemas psíquicos. En junio difundió una canción llamada “Sober” (sobria) en la que canta: “Lo lamento, mamá. Ya no estoy sobria”.

Lovato también agradeció s su fans por su “amor y apoyo” y dijo que ahora necesita tiempo para volver a estar bien y concentrarse en su recuperación de los adicciones. ‘Seguiré luchando‘, aseguró al final de su carta.