Las colecciones de los diseñadores más famosos del mundo, la alfombra roja y el street style lo anticiparon. Mires por donde mires, el amarillo te perseguirá.

Soledad Vittori

En contraposición con lo que anunció Pantone como color del año, el Ultraviolet no logró el éxito esperado. En cambio, fue otro color el que tomó la delantera a juzgar por las elecciones de las instagramers e it girls de la moda: el amarillo . Y es que en la red social de más importante de este momento, Instagram, deslumbró con esta paleta cromática llena de vida que avanza conforme los días se hacen más cálidos.

Este tono se asocia con la felicidad, la alegría y el optimismo. Es el color de la luz del sol, el cual estimula la vista y actúa directamente sobre el sistema nervioso transmitiendo vibras positivas. El amarillo ha tenido numerosas connotaciones a lo largo de la historia. Al ser considerado como algo sagrado para los chinos -solo los emperadores podían vestir de este color, jamás los plebeyos- e importante para los egipcios y los griegos, poco a poco se convirtió en símbolo de poder.

Radiante y pura luz, esta tonalidad estará por todas partes este verano y se convertirá en el must del armario. Los looks tanto de día como de noche teñirán sus prendas con la alegría de esta paleta a su paso.

Ahora bien, el hecho de que este color se haya insertado como estrella de esta estación no es ninguna novedad. Los desfiles de primavera/verano 2018 durante las sucesivas semanas de la moda anticiparon en sus colecciones el amarillo como una corriente que iba a llegar con fuerza. Y es que para los looks estivales, el amarillo es un color que atrae.

En la presentación de las colecciones de Gucci, Louis Vuitton y Oscar de la Renta se tiñeron de amarillo tanto vestidos, chaquetas, bolsos y zapatos por igual. Ninguna prenda o accesorio queda fuera de juego. Las fashionistas más conocidas del mundo lo han implementado tanto en un total look como en pequeños detalles en forma de pincelada, sin saturar. Todo depende del estilo que uno elija.

Si sumamos a esto el hecho de que no existe ningún color como el amarillo para que lucir un bonito bronceado y, también, para dar un toque atrevido y alegre a cualquier outfit; el éxito está garantizado.

Desde el mostaza al potente amarillo limón, es un color que se deja combinar muy bien. Los tonos neutros como blanco, negro o el clásico denim son los preferidos. Ahora bien, para las expertas, mezclar este color cálido con otros tonos más vibrantes de la paleta como violeta, azul o verde militar produce una combinación digna de mirar. Es un color perfecto para romper con la monotonía de siempre. Llegó la hora de innovar.