Después del éxito del cinturón de Gucci, el cinturón ‘Diorquake’ se postula como el nuevo accesorio de deseo de todas las fashionistas.

El año pasado se pudo observar como el cinto de piel con la doble ‘G’ de Gucci se introdujo en el corazón de todas las amantes de la moda. La firma de Alessandro Michele posicionó nuevamente las miradas en un accesorio que hasta ese momento se encontraba un poco relegado para transformarlo en la estrella de la temporada.

El cinturón clásico, que a simple vista podría parecer un lujo asequible, hoy cotiza como un must. Y, aprovechando el filón de esta tendencia, Dior ha creado su propio cinturón que promete volverse tan viral como el de Gucci. El Diorquake, de la firma que lidera Maria Grazia Chiuri, es el cinturón de piel clásico por excelencia y conjuga la misma fórmula de éxito que el de la firma creada por la firma anterior.

El nuevo cinto se ha convertido en la prenda estrella del street style durante el desfile de alta costura celebrado el pasado mes de enero. Prescriptoras como Chiara Ferragni, Gala González o Sara Escudero, entre otras, han optado por asistir al desfile con el nuevo hit que promete encabezar la lista de best sellers.