El Egipto de los Reyes


Este país posee un increíble legado como una de las civilizaciones originarias de Oriente, donde la historia se respira y se palpa en primera persona. Un viaje inolvidable para descubrir antiguas tradiciones y una cultura diferente, hacen de éste un destino soñado.


Textos. Vacaciones Felices.

Egipto es un país vibrante, desde el calor abrasador del desierto, pasando por la fuente de vida que significa desde tiempos inmemoriales su río, el Nilo, hasta la vorágine de ciudades en las que se mezclan diferentes culturas, tradiciones y costumbres.


Egipto es, además, sinónimo de historia ancestral, pirámides, de valles sagrados, de tumbas reales, de tierras donde Dios habló por primera vez al hombre, de bellos, apacibles y desconcertantes oasis y de reservas naturales privilegiadas. Este es el lugar donde las expresiones del hombre se transformaron, quizá por primera vez, en cultura, en sociedad y conformaron una de las civilizaciones más fascinantes del mundo.


El Cairo
Es la ciudad conocida como “La Joya de Oriente” o “La ciudad de los Mil Minaretes”, cuna de civilización, en la que pasado y presente se aúnan y en la que se encontrarán evidencias de siglos de historia donde se mezclan las culturas del Islam, los cristianos coptos y los judíos.


El primer punto aquí es Menfis, que fuera la capital del imperio en el año 32 a.C. Se encuentran muy cerca de la ciudad de El Cairo, a unos 20 kilómetros.


Menfis y Sakkara (también escrito a veces Saqqara) son dos visitas que no se deben dejar de realizar en Egipto.


Sakkara fue la necrópolis principal de Memphis y en ella podemos encontrar la primera pirámide que se construyó en Egipto: la pirámide escalonada.


Además de esta pirámide también podemos ver en Sakkara otras tumbas y mastabas.


Destaca la puerta de entrada al recinto y el Serapeum, donde se enterraron los bueyes sagrados Apis.


En Sakkara, la gran necrópolis, también se encuentra la colosal estatua de Ramses II -de 13 m. de altura-.


La Pirámide de Zoser fue construida por Imhotep en el año 2500 a.C. para el faraón Zoser y en realidad son varias mastabas superpuestas formando una pirámide. Es por tanto, la transición entre las mastabas y las pirámides.


La pirámide tiene forma rectangular, siendo la cara más larga de 140 metros y llegó a tener una altura de 60 metros. Además, esta pirámide fue la primera construcción egipcia realizada únicamente con piedra.


Obligada la visita a las Grandes Pirámides de la meseta de Giza y la Esfinge, la figura de león con cabeza humana, y el Valle del Templo. Aquí se encuentra la única maravilla que queda intacta de las Siete Maravillas del Mundo, la Pirámide de Keops, construida por el Faraón Khufu (Keops) en la IV Dinastía alrededor del año 2.650 a.C. También se encuentran aquí las grandes pirámides de Kefren y Micerinos, las emblemáticas construcciones del imperio faraónico.


El Cairo antiguo es otro punto a destacar de la ciudad, donde se puede visitar el Museo Egipcio, en el que se encuentran -entre muchas otras reliquias y las momias propiamente dichas- los artefactos mortuorios de la famosa tumba descubierta por Lord Carnavon y Howard Carter del rey niño Tutankamon.


En esta zona se puede visitar también la Mezquita de Mohamed Aly -la Mezquita de Alabastro- y la Ciudadela de Saladino. Otro imperdible es visitar el barrio copto, que tiene las más bellas y antiguas iglecias cristianas coptas o bien realizar compras en el Bazar El Khan El Khalili, donde los turistas pueden practicar el deporte nacional: el regateo.


Tips de Vacaciones Felices
Sugerimos calzado cómodo ya que muchas de las visitas se realizan a pie por terreno no pavimentado. Son imprescindibles un sombrero, anteojos de sol, repelente contra los mosquitos y un buen protector solar. En general, pero sobre todo cuando se visitan mezquitas e iglesias, se requiere discreción en la vestimenta. Tanto hombres como mujeres deben cubrirse los hombros, no llevar minifaldas ni pantalones cortos. El traje de baño enterizo está mejor visto que la bikini. No olvidar que el país es mayormente musulmán y copto.


Importante: Se requiere en forma obligatoria el Certificado Internacional de Vacunación contra la Fiebre Amarilla para el ingreso a zonas selváticas. La vacuna debe ser colocada con 10 días de anticipación al viaje.

Previo Labores de Primavera
Siguiente Un jugador que escribe, un escritor que juega