¿Es seguro realizarse rayos x durante el embarazo?


El embarazo es una etapa muy emocionante en la vida de una mujer. Muchas veces se puede sentir un poco de ansiedad por el nervio a que todo salga bien y traer al mundo a un bebé sano.
Dra. Amanda Tavoularis

¿Qué puedes hacer para lograrlo?

¿Qué alimentos debes evitar?

Una pregunta que muchas mujeres se hacen, es sobre el riesgo de realizarse estudios de Rayos X o algún tratamiento dental. Como dentista con más de 20 años de experiencia y como madre, mi objetivo es promover la salud dental durante el embarazo y abordar los riesgos que puedan presentarse.
 
Recibir tratamientos dentales durante el embarazo
 
Muchas mujeres embarazadas tienen preocupaciones sobre la programación del trabajo dental durante esta etapa. Debido al aumento de los niveles hormonales durante el embarazo, las mujeres son más susceptibles a problemas periodontales como la gingivitis o periodontitis.

La gingivitis durante el embarazo, se relaciona a ser una causa de las complicaciones que desencadenan nacimientos prematuros, por lo que se recomienda visitar al dentista para que haga una evaluación y tratamientos preventivos.

Si lo que necesitas es un tratamiento dental durante el embarazo más invasivo, como una restauración dental (resinas, coronas), debes recibir el tratamiento adecuado para reducir el riesgo de desarrollar infecciones. Es ideal hacerlo durante el segundo trimestre, ya que puede ser difícil acostarse boca arriba con un embarazo más avanzado.

Si te preocupan  posibles complicaciones, debe discutir con tu dentista si puedes posponer cualquier trabajo dental innecesario hasta después de concebir.

Cualquier procedimiento cosmético, como el blanqueamiento dental, debe posponerse hasta después del parto para evitar exponer a tu bebé en desarrollo a cualquier riesgo, incluso si son mínimos.

Sin embargo, si te encuentras en una situación de emergencia dental, como un conducto radicular, es posible que debas realizarte un trabajo dental independiente.

¿Los rayos X son seguros durante el embarazo?

Las radiografías dentales son a menudo una fuente de preocupación para las mujeres embarazadas. El mayor riesgo de recibir radiografías dentales durante el embarazo es exponer a su bebé a la radiación. Esto puede causar inseguridad o angustia, y es normal, sólo se tienen que tomar precauciones si es necesario someterse a radiografías para algún diagnóstico. 

Sin embargo, las radiografías de rutina tomadas durante los exámenes anuales se consideran seguras con la protección adecuada. Puedes posponer las radiografías dentales hasta después del nacimiento de tu bebé, pero si necesitas algún procedimiento dental o tienes una emergencia dental, serán necesarias radiografías.

La cantidad de exposición a la radiación durante una radiografía dental es muy baja y no lo suficientemente cerca como para ser perjudicial a tu bebé. Solo asegúrate de usar un chaleco de plomo para proteger su abdomen y minimizar cualquier exposición a la radiación de tu bebé.

Rutina de cuidado dental

Lo más importante es mantener una rutina de cuidado dental óptima durante todo el embarazo para prevenir gingivitis o cualquier infección dental.

Tu rutina diaria debe incluir:

  •  Cepillarte los dientes dos veces al día.
  • Usar hilo dental al menos una vez al día
  • Uso de enjuague bucal antimicrobiano (recetado por su dentista) es un complemento ideal para tratar de erradicar la infección de las encías.

Tu dieta también será importante para mantener los dientes y encías saludables. Manténte alejada de las comidas y bebidas azucaradas y mantenga una dieta bien balanceada durante su embarazo.

Tratar de incorporar los siguientes alimentos a tu ingesta diaria:

• Frutas
• Vegetales
• Proteínas Magras
• Granos integrales
• Lácteos

 Tratar de evitar comidas altas en azúcar y reemplazarlos con alternativas saludables ayudará a prevenir cualquier tipo de infección dental, esto te mantendrá con buena salud a ti y a tu bebé.

Las mujeres embarazadas tienen una mayor probabilidad de desarrollar gingivitis que puede desencadenarse en un parto prematuro, por lo que es importante recibir información sobre cómo cuidar tus dientes y encías. Es por eso que mi objetivo es ayudar a las futuras madres a estar tan saludables como puedan.

Antes de hacerte radiografías, informa al proveedor de atención médica si estás embarazada o si sospechas que lo estás. Según las circunstancias, quizás sea posible posponer el estudio de rayos X o modificarlo para reducir la cantidad de radiación.

Fuente: dentably.com

Previo Alimentos fermentados: ¿marketing o beneficios saludables?
Siguiente Adelgazar: ¿Cómo controlar la ingesta por motivos emocionales?