El maquillaje es una herramienta fundamental para sumar un plus a tu look. No hace falta comprar mil productos sino comprar solamente lo indicado y aprender su uso correcto. Estos consejos profesionales y sencillos te harán aprovechar al máximo los beneficios del makeup.

Por: Macarena Grassino.


1. Elección de la base.
Seleccionar el tono indicado de base es indispensable ya que el producto no se utiliza para aportar color o aclarar la piel. La base es para unificar los tonos del rostro por lo cual la misma debe ser probada no en la muñeca sino en el cuello. Colocás un poquito a modo de rayita o círculo y si la tonalidad aquí resulta casi imperceptible es entonces la indicada.

2. Párpados preparados.
Usar base, corrector o primer en los párpados permitirá neutralizar la pigmentación del mismo para que la sombra que apliques después se vea en su tonalidad más pura..

3. Punto de enfoque.
Para que el maquillaje esté en armonía y no se vea recargado, lo ideal es crear un solo punto de atención, es decir, destacar los labios o los ojos y no ambos a la vez. Por ejemplo, un labial rojo quedará balanceado con un sombreado neutro en la gama de marrones y un smokey eye súper destado se verá increíble con labios en algún tono nude.


4. Delineado con sombra.
Para que el delineado sea mucho más duradero lo ideal es remarcarlo con sombra. Los pasos a seguir serían los siguientes: Realizar el delineado con lápiz en el párpado superior bien pegadito a la línea de pestañas y aplicar la sombra sobre esa línea. Para reforzar aún más aplicar sobre estas una capa de delineador líquido a prueba de agua. Para conseguir un efecto más dramático realizar lo miso en el párpado inferior.


5. Máscara para pestañas.
Aplicar abundante máscara de pestañas en la línea superior e inferior con el cuidado de no dejar grumos (un truco casero excelente para esto es dejar unos minutos nuestra máscara de pestañas bien cerrada en un vaso con agua caliente). Si te animás a usar pestañas postizas es una tendencia que te hará notar un antes y un después porque veraderamente empoderan el maquillaje de ojos.

6. Combinar makeup con outfit.
Engramar los tonos de tu vestimenta y tu maquillaje subirá la apuesta al look. Denota haber dedicado más atención a la imagen personal.

7. Corregir tonos.
Esos correctores de colores que a veces no entendemos para qué sirven son para neutralizar los tonos de la piel. En zonas rojizas se debe colocar un corrector verde, en zonas violáceas como algunas ojeras, el amarillo es ideal. Las manchas de pigmentación con algún naranja. Siempre usar poca cantidad y solo sobre la zona a emparejar.

8. Limpiar restos de sombras.
Es muy común que queden partículas de las sombras utilizadas debajo de los ojos, dan un aspecto muy desprolijo, Por lo cual debemos limpiarlas muy bien con un papel tissue o con una brocha, nunca con los dedos o frotado ya que se marcarán más.

9. Fijar la base de maquillaje.
El secreto es colocar polvo volátil incoloro y translúcido que nos va a permitir matificar brillos indeseados y extender la duración de nuestra base de uso diario. Rociar la piel con agua termal al finalizar un maquillaje es también un buen truco de fijado que proporcionará hidratación.

10. Maquillar las cejas.
Es indispensable que las encargadas de enmarcan nuestro rostro sean capaces de lucir a tono. Maquillar nuestras cejas rellenando los espacios en blanco y dándoles la forma indicada a nuestro tipo de rostro con una sombra o lápiz del color natural de las mismas realzará la mirada.

Cuando vivís en zonas de mucha humedad como lo es Santa Fe, o si tenés un evento donde precisás que el maquillaje tenga muchas horas de duración siempre es necesario estar preparada para algunos retoques. Renovar el labial después de comer, pasar delicadamente un papel tissue por el rostro para eliminar brillos indeseados, refrescar el delineado luego de posible sudoración o agregar una delgada capa de polvo nos ayudará a mantenernos impecables.