Malasia prohíbe difundir “Despacito” en medios públicos por considerarla “obscena”. No, no es porque se cansaron de escucharla.

 

Las autoridades de Malasia prohibieron la emisión tanto en radio como en televisión pública de la canción “Despacito”, del puertorriqueño Luis Fonsi, luego que sectores islamitas consideraran la letra como “obscena” y criticaran el contenido sexual explícito de la misma, informó la prensa local.

 

Salleh Said Keruak, ministro de Telecomunicaciones, anunció esta decisión tras una reunión del panel de evaluación de la radio estatal Televisyen Malaysia (RTM), que acordó retirar el permiso para la difusión del tema.

 

“RTM cesará de emitir esta canción en todas sus emisoras de radio y televisión con efecto inmediato”, dijo Salleh según el diario The Star.

 

La medida fue tomada horas después de que el partido islamita Angkatan Wanita Amanah Nasional (Awan) criticara el contenido sexual explícito de la canción y pidiera que se prohibiera su emisión en los medios de comunicación.

 

“Despacito” es el tema más reproducido de la historia a través de las plataformas de streaming (emisión en línea) y junto al remix del canadiense Justin Bieber alcanzó las 4.600 millones de reproducciones, según la casa discográfica Universal.

 

No es la primera vez que las autoridades malasias prohiben una película o espectáculo apelando a la moralidad pública.

 

En marzo, la Comisión de Censura de Películas vetó el estreno de la última adaptación de “La bella y la bestia” por la aparición de un personaje homosexual, aunque días después rectificó y permitió su proyección.

 

En 2014 la misma Comisión impidió la proyección de “Noé”, de Darren Aronofsky, por considerar que la cinta era contraria al Islam.