El Circuito de Fórmula 1 de Monza es clave en la historia de la Fórmula 1. Ejemplo fantástico de circuito de alta velocidad, los viejos árboles del histórico parque de las afueras de Milán han sido testigos de algunas de las mejores carreras de todos los tiempos.

 

Vacaciones Felices

La lista de inolvidables victorias se combinan para hacer del Autodromo Nazionale di Monza uno de los lugares más mágicos del calendario de la Fórmula 1.

 

 

Vacaciones Felices te invita a ser parte de este espectáculo y a conocer las fábricas y museos más importantes del automovilismo, además de recorrer algunas de sus ciudades.

 

 

En nuestro recorrido, nos tomamos un tiempo para dedicarlo a la cultura, relax y shopping antes de la adrenalina de los próximos días, descubriendo la ciudad de Milán.

 

 

Este tour te hará entrar en el corazón de la ciudad y descubrir algunas extraordinarias obras maestras del arte e historia italiana. Visitaremos la catedral del Duomo, la elegante Galleria Vittorio Emanuele II para llegar a la Ópera de La Scala.

 

 

Pasearemos por el pintoresco barrio de Brera, en las calles Fiori Chiari y Fiori Oscuri, atravesando pequeñas plazas con encanto como la Piazza del Carmine y admirando el interesante complejo de la Galería de Arte Brera, la Academia y el Jardín Botánico. Luego, llegará al majestuoso Castello Sforzesco, donde visitaremos los patios y el antiguo hospital español que ahora alberga la última obra inacabada de Miguel Ángel, la Pietà Rondanini.

 

 

Otro punto muy importante de nuestro recorrido por Italia y a nivel mundial del mundo del motor se encuentra en las afueras de la ciudad de Módena, donde se encuentra el Museo y Fábrica Pagani. La historia de Horacio Pagani es una de las más sorprendentes de la industria automovilística. Es la de un niño fascinado por los coches que, mientras ayudaba a su padre en el reparto de pan en su Casilda natal (Santa Fe), soñaba con fabricar coches. El tiempo, el esfuerzo, y especialmente el talento, se alinearon y Pagani conquistó su anhelo, y lo hizo con tal magnitud que en la actualidad fabrica los coches más exclusivos del mundo, modelos súper deportivos construidos con las más avanzadas tecnologías y calidades que solo la producción manual a cargo de artesanos puede lograr. Hoy, Horacio Pagani es el ejemplo de que muchas veces los sueños se hacen realidad…

 

Milan

Después llegaremos a Bolonia, la capital de la región de Emilia-Romagna en el norte de Italia. Los italianos tienen varios apodos para la hermosa ciudad, uno de los cuales es “La Rossa”, que significa “la roja”. Este apodo se debe en parte debido al predominante rojo oscuro de los edificios y fachadas de la ciudad. Visitaremos plazas medievales e iglesias emblemáticas en una visita guiada a pie de 2 horas por Bolonia.

 

Otro día de nuestra estadía estará dedicado a la visita al Museo Ferrari y visita de la fábrica y Museo de Lamborghini. Son dos importantes compañías relacionadas con la velocidad, el lujo y las carreras.

 

 

Nuestra primera parada será en el Museo de la compañía más conocida al mundo del motor, situada en Maranello. La ciudad es el hogar del “Cavallino Rampante”, símbolo de la legendaria marca Ferrari S.p.A y del equipo de competición de Fórmula 1 de la Scuderia Ferrari. Esta ciudad es conocida además por albergar el Museo Ferrari, donde el lema “Vivi il sogno” (“Vive el sueño”) les da la bienvenida a los visitantes que cruzan la entrada, anticipando así una experiencia única y emocionante.

 

El Museo repasa la historia de este popular fabricante de automóviles a través de una colección extraordinaria de vehículos antiguos y modernos, y de algunos interesantes bocetos técnicos de Enzo Ferrari, fundador de la empresa. Además, cuenta con una exposición permanente dedicada a la Fórmula 1 y a su Campeonato Mundial.

 

 

Nuestra segunda parada es el Museo Lamborghini, donde se profundiza la historia de la “Casa del toro Embravecido” y se destacan los principales logros que la compañía que su fundador ha obtenido a lo largo de los años. Contemple los libros, los modelos a escala, los excepcionales prototipos, los motores náuticos y otros recuerdos. Todo ello explica cómo llegó el Lamborghini a convertirse en uno de los coches deportivos más deseados del mundo. Ferruccio Lamborghini logró sus primeros éxitos vendiendo tractores tras la Segunda Guerra Mundial. Un día, Lamborghini tuvo un problema con el embrague en su deportivo Ferrari y aprovechó su experiencia con los tractores para proponer una solución al propietario de la empresa, Enzo Ferrari. Este último descartó la idea y le dijo a Lamborghini que diseñara su propio deportivo. A continuación se visita la línea de producción para ver cómo vienen construidos, una experiencia de artesanía especializada y tecnología sofisticada.

Florencia

Florencia

 

 

En Florencia, empezaremos la visita cerca de la Piazza della Stazione en el centro de Florencia, pasearemos por el barrio de San Lorenzo, una zona conocida por sus coloridos mercados y talleres de artistas.

 

 

Visitaremos las capillas de los Medici que fueron diseñadas por los artistas del Renacimiento Miguel Ángel y Matteo Nigetti y la colosal Basílica de San Lorenzo, donde los miembros destacados de la familia Medici están enterrados.

 

 

Continuaremos hasta el Duomo de Florencia, coronado por la cúpula de Brunelleschi distintivo. Pasearemos por el centro medieval de la ciudad hasta el Palazzo del Bargello, una galería de arte imponente que una vez fue una prisión, luego veremos la bulliciosa plaza central de Florencia, la Piazza della Signoria, la variedad de esculturas dispersas en la piazza, tales como el Rapto de las Sabinas de Giambologna, una impresionante estatua fuera de la Galería de los Uffizi, Palazzo Vecchio, la plaza del ayuntamiento, y el Nuevo Mercado (Mercato Nuovo) para ver Il Porcellino, la estatua de bronce con forma de jabalí. Nos detendremos para frotar el hocico de la estatua para que dé buena suerte, y luego cruzaremos el magnífico Ponte Vecchio, terminando la excursión en el Palacio Pitti.

 

 

Antes de volver a Milan, paramos en la sede de la fábrica de motos Ducati, en Bolonia, donde se encuentra el Museo Ducati que explora 50 años de patrimonio de pista. Conocerá la historia de la empresa desde 1920 y verá modelo de carretera y de carreras, incluida la moto original que creó Ducati que batió récords de velocidad en Monza y completó los 18.000 kilómetros de la carrera Paris-Tokyo en 1949.