Greenery, el color del año


Esta tonalidad vibrante y fresca promete éxito a lo largo y ancho del mundo.

 

Textos. Soledad Vittori.

El Instituto Pantone desde hace años es la autoridad máxima en lo que respecta a colores y sus respectivas tendencias. Cada año, la institución elige un color que será emblemático en la industria de la moda. Para seleccionarlo, la empresa hace un arduo debate entre más de 40 expertos de todo el mundo, que se centra en descubrir las tendencias sociales del momento para dar con el tono perfecto. Para ello, realizan estudios sobre decoración, diseño gráfico, cine, música, moda e incluso analizan la influencia de la situación política, económica y social del momento. Aún así, a pesar de los grandes esfuerzos, los expertos del Instituto Pantone pueden errar sus predicciones, y que el color del año no logre trasladarse a la calle.

 

Este año, la empresa ha nombrado el Greenery como el color del 2017. Un tono verde amarillento que evoca a los primeros días de la primavera cuando el verde de la naturaleza revive y se renueva. Los representantes de la empresa del color, aseguran que el Greenery simboliza nuevos comienzos.

 

Este tono es ilustrativo de la vida al aire libre e indica a los consumidores la idea de tomar una respiración profunda, oxigenar y revigorizar. Según el instituto, cuanto más gente está sumergida en la vida moderna, mayor es el deseo de zambullirse en la belleza física y la unidad inherente del mundo natural.

Este hecho se ve reflejado en el incremento de todas las cosas que expresan Greenery en la vida cotidiana, ya sea en la planificación urbana, en la arquitectura o en las opciones de diseño a nivel mundial que implementan cada vez más elementos propios de la naturaleza.

 

El consumidor le da la bienvenida a los colores que psicológicamente satisfacen sus necesidades. Durante el 2016, la mezcla de dos tonalidades supusieron un antídoto para el estrés, el Rosa Cuarzo y el Serenity. Juntos, ambos colores, reflejaron sensación de calidez y la tranquilidad, donde se comparó el rosa con un “cálido abrazo” y el azul con la “frescura”. La nueva elección también va en línea con esta dinámica de Pantone que aboga por el equilibrio ante “el ritmo acelerado de la vida”.

 

Existen dos vertientes a la hora de combinar el Greenery: una más discreta, que se presenta junto a tonos nudes, marrones y vino; y otra algo más arriesgada y divertida, que incluye mezclas con gamas de amarillo y rosa pastel para lograr looks completamente chic. Sabiendo esto, la cuestión está en elegir la opción que mejor se adapte a tu onda.

Previo Forjador de su propio cuento
Siguiente Club de Lectura