Guía de alimentación durante la cuarentena


Seguro que a alguno de tus grupos de WhatsApp ha llegado algún meme que bromea con la idea de cómo volveremos al trabajo tras esta cuarentena.

Al margen de los que ironizan sobre esta cuestión, la mayoría se centra en los kilos que podemos engordar si nos dejamos llevar por las idas y venidas constantes a la heladera, el aburrimiento, el estrés y la ansiedad y un sinfín de motivos que pueden propiciar que durante estos días sin salir de casa comamos mal. Hay motivos de sobra para caer en la tentación de picar sin parar estos días, tanto emocionales como otros meramente prácticos: tenemos la cocina cerca y la facilidad es aún mayor.

Pero no se trata de autojustificar esta conducta sino de tener en cuenta ciertas pautas para intentar que la comida no se convierta en un consuelo y un salvoconducto para sentirnos mejor en el momento. Porque a la larga las consecuencias son peores. La ingesta diaria se vuelve insana y desequilibrada, y luego nos sentimos peor.

Elaborar un plan de acción

Dejar la comida a la improvisación no es buena idea. Por eso es tan importante crear rutinas para no dejarnos llevar. Saber reconocer las consecuencias a medio y largo plazo de dejarte llevar por el impulso puede ser la salvación.

1.Establecer un menú saludable y equilibrado que al mismo tiempo sea satisfactorio y que te guste. Es fundamental aprovechar que uno se encuentra en el hogar con la cocina a disposición.

2. El horario. Programar franjas de horarios para desayunar, comer, cenar y tiempos de descanso para snacks a media mañana y media tarde.

3. Ansiedad. Cuando sientas ansiedad puedes darte una ducha caliente, hacer ejercicio, tomar mate o leer un libro. Es vital buscar una actividad que haga que no pienses en comer.

Planificar la compra

Deben aprovechar este momento en el que se puede salir para hacer compras meditadas y planificadas. Se deben evitar los alimentos ultraprocesados ya que generan adicción y una mayor ingesta con mayor frecuencia.

Alimentos que debes tener a mano

Además de una buena cantidad de frutas y verduras, los expertos recomiendan tener a mano otros alimentos como bastones de apio y zanahoria para hacer colaciones con queso, hummus o guacamole.

Fuente: Vogue

Previo ¡Auxilio, me encerraron con mi pareja y no puedo salir de casa!
Siguiente Entrenar en casa