El rosarino Gabriel Schiavina fue seleccionado por la prestigiosa casa de arte estadounidense “Agora Gallery” para participar con sus pinturas en el 32° Concurso Internacional de Artes Plásticas.

Textos: Pablo Rodríguez.

El artista plástico autodidacta Gabriel Schiavina, reconocido por sus obras hiperrealistas cuya temática central es el Río Paraná, fue elegido para representar a la provincia en una prestigiosa muestra de arte en Nueva York. El joven rosarino, de 39 años, es el único santafesino seleccionado por la prestigiosa casa de arte estadounidense “Agora Gallery”, en Chelsea, Nueva York, para participar con sus pinturas en el 32° Concurso Internacional de Artes Plásticas, el próximo 19 de agosto.

 

“Paraná 111”, basada en la leyenda guaraní ‘Sirenas del Paraná‘, es la obra elegida, junto a trabajos de talentosos de todo el mundo. “Que hayan elegido una obra que para el rosarino es algo común, me llena de alegría y satisfacción. Es una parte de la ciudad que va a representar lo nuestro ante el mundo”, dijo en exclusiva el artista a Revista Nosotros.

 

Schiavina, que comenzó a pintar a los 12 años, desde entonces no paró de vender obras. Actualmente totaliza más de 1800 catalogadas, donde en muchas de ellas se destaca el agua como eje central.

“Al comienzo, siempre me enfoqué en el paisaje europeo, luego en el arte sacro (antiguos maestros del romanticismo) y después fui mutando en el estilo y técnica de la obra. Posteriormente, me metí en el paisaje argentino y terminé con el sur. Ahí me enfoqué en los glaciares, con su estética. Y después caí en la cuenta de que al ser rosarino me rodeaba el Paraná, y me cayó la ficha”, aseguró.

 

Para Schiavina, su obra es totalmente vivencial: “Hay una fuerte conexión con la naturaleza y tiene todo un sentido documental como así también patrimonial para la ciudad. Eso es lo visible. Después, detrás hay un contenido metafísico y espiritual por todo lo que representa el agua”, destacó.

 

“Siempre digo que el río me adopto a mí, porque él ya estaba acá y es con lo que crecí y viví. Generamos una especie de conexión mutua, que es lo que creo expresar en las obras. Fue la cercanía, la conexión y las vivencias con el Río Paraná, que es mi entorno, lo que me llevó a que sea el centro de mi obra”, agregó.

 

Luego, reconoció que su obra trabaja a varios niveles artísticamente, al ser el hiperrealismo bastante difícil de posicionar por la competencia que tiene con la fotografía: “En sí, es un concepto erróneo. Por eso por ejemplo mi obra está valorada en países europeos o en norteamericanos, incluso más que en el país. Tiene un aspecto singular y particular, algo exclusivo, que es la devolución que obtengo del público que aprecia de mi obra”.

 

Finalmente, remarcó: “Los artistas emergentes necesitamos de empuje para poder seguir. Porque en definitiva, la cultura es lo que va a quedar y es lo que nos representa como argentinos”.

NIÑO PRODIGIO

 

Gabriel Schiavina nació en Rosario, el 18 de noviembre de 1977. A los 12 dio sus primeros pasos en la pintura profesional. Fue perfeccionando y desarrollando su estilo a través de numerosas comisiones particulares e institucionales. Tan solo con 16 años, comenzó a destinar encargos a Italia, España y Estados Unidos.
En sus inicios, era el arte sacro el medio elegido como expresión, por eso eventualmente cumplió con trabajos de decoración y restauración para numerosas iglesias y capillas de la ciudad de Rosario. Realizó por encargo importantes reproducciones de antiguos maestros holandeses y románticos. Luego de su adolescencia, desarrolló un tema diferente junto a un estilo pictórico propio, nacido de su mano autodidacta.

 

Ahora es el paisaje argentino el que se transforma en el centro de su obra (específicamente el del Litoral). Es para señalar que desde los 13 produce pinturas fervientemente y como producto de numerosos encargos y muestras, alcanza al día de hoy una producción que supera los 1.800 cuadros ya adquiridos por coleccionistas, instituciones y galerías.

 

Su obra tiene como objetivo la difusión de la identidad nacional. La denominada serie del Paraná, hoy sello del artista, dio comienzo en el 2003, aportando un valor documental y patrimonial que deja de manifiesto no solo la importancia de la cuenca hídrica para Rosario, sino también su valor histórico y ecológico, una postal rutinaria o descolorida en cierta forma para la mayoría de los rosarinos, hoy traducida en una obra pictórica de un alto contenido estético y visual.

 

La obra del Paraná surge de un intensivo y exhaustivo estudio vivencial en exteriores, luego de años de contemplación detallada del movimiento, aspecto físico, interacciones con la luz y el entorno, factores históricos y geográficos, optando por el hiperrealismo para comunicar y expresar el gran contenido visual que el Paraná guarda. En 2010, cambió dramáticamente su técnica pictórica, e incursiona en lo que él denomina, “Fotorrealismo Contemporáneo”.

 

En abril de 2011, viajó a la ciudad de Viena (Austria). Allí perfeccionó su estilo y técnica, la cual emplea para sus ríos. De regreso a Argentina y Rosario, desarrolló su más importante obra hasta el momento, continuando lo que en 2003 dio inicio como la “Serie del Paraná”.

 

Llegado el 2015, las obras manifiestan su verdadera intención y mensaje. La serie deja en evidencia su profunda conexión con el Río Paraná y su historia. Cada cuadro “utiliza” al espectador para completarse. Recibió el reconocimiento de las autoridades de su ciudad y fue nombrado “Artista Distinguido de Rosario” por el Concejo Municipal.

EN LA ELITE DEL ARTE

 

El Concurso Internacional de Artes Plásticas de Chelsea, celebra 32 Años de arte y artistas extraordinarios. Es un nexo importante para que artistas de todo el mundo puedan obtener una valiosa exposición de su obra, aumentar su confianza, y exponer su arte frente a un público más amplio.

 

Con un distinguido panel de jurados y premios valorados en u$s 70 mil, es abierto a artistas visuales de cualquier parte del mundo y en cualquier etapa de su carrera. Fueron invitados a presentar sus obras, referentes en pintura, escultura, fotografía, dibujo, técnicas mixtas y grabado.

 

Las obras serán evaluadas por un panel de jurados expertos, cada uno representando diferentes campos en el mundo del arte, lo que garantiza un proceso de evaluación justo y equilibrado. Junto a Schiavina, también fueron invitados Chie Hirabayashi, Mario Daniel Quiroga, M Y Yip, Jiantao Qu, Holly Wilson, Ian Lee, Brian J. Sesack, Fran Panza, Leonard Yang, Chema Mora, Kristin Dillon, Mher Evoyan, Keith Thomson, Guy Kingston Austin II, Emily Jones, Héloïse Chevrel Paulus, Yoong Wah Alex Wong, Ailon Glitz, Rosanne S. Wolfe, Masin Mauro, Christina Marie Chavez Banerjee, Joana Cruz, Menpo, José María Peña Gallardo, Adriana Espinosa Calle, Donna Pinckley, Karak Bolotbek Karakeev, Allen M. Capriotti, y Michel Kirch.