Hoy empiezo


El primer paso que damos es el que nos saca de ese lugar de comodidad y confort, nos activa y pone en movimiento.

Textos. Nadia Novillo.

Finalmente llegó el esperado «2020» y acá estamos con una lista de deseos, anhelos y promesas para este nuevo año. Aún no nos recuperamos del trajín de las fiestas pero ya pasaron los primeros 10 días de enero… Algunos están de vacaciones, otros planeando todo para irse, hay quienes ya están próximos a volver y también quienes se quedaron en modo vacaciones en casa. Ya pasaron los reyes, ya deberíamos haber desarmado el arbolito, es momento de recalcular y accionar. Los días, como siempre sucede, no piden permiso y pasan volando. Mi pregunta es qué vas a hacer para acercarte a ese ideal de vida que imaginaste en los últimos días del año que dejamos atrás.

El primer paso que damos es el que nos saca de ese lugar de comodidad y confort, nos activa y pone en movimiento; el más importante para alcanzar nuestras metas. Todo es cuestión de actitud, de voluntad, de hacer se famoso «click», decir «hoy empiezo» y mantenerse firme y constante en esa postura y convicción.

Esta comprobado que toda acción, ejercicio o actividad que se haga durante 21 días seguidos se incorpora e internaliza como un nuevo hábito y luego se vuelve parte de nuestras rutinas, se hace en modo automático.

Es momento de dejar de responsabilizar a otros o de repartir culpas por lo que no hicimos, no conseguimos, no logramos o no cambiamos.

Cada persona es responsable de sus decisiones y elecciones, de determinar cómo y de qué manera quiere vivir, qué puede mejorar, qué quiere modificar.

Al cambio no solo hay que desearlo, hay que trabajar y esforzarse para conseguirlo.

El hecho de decretarnos a nosotros mismos «hoy comienzo» nos obliga y empuja a un compromiso personal.

Hoy es y deber ser el primer día de ese cambio, de iniciar un nuevo estilo de vida.

A decir adiós a las excusas y a los peros, el «no puedo» y el «no tengo» están pasados de moda ya no son justificaciones válidas el «no tengo tiempo», «no tengo lugar», «no tengo dinero». Lo único que se necesita es tener ganas y voluntad, dejar de dar vueltas y hacerlo.

La gran mayoría de esos deseos y promesas para este nuevo año tienen que ver con un hogar más organizado y ordenado, con comenzar actividad física y una alimentación saludable, con ahorrar, con disfrutar más y trabajar menos y con una variada y larga enumeración de cosas que nos gustaría hacer.

Los invito a repasar mentalmente sus anhelos, a darles un orden de prioridad, a comenzar por esos objetivos posibles de concretar en un corto plazo. Eso actuará como combustible para mantenerse motivado, entusiasmado e inspirarse a ir por más.

Si van a encarar tareas de limpieza, descártate, organización y orden en sus hogares, propicien el mejor ambiente posible para hacerlo, háganlo atractivo y placentero. Prefieran las primeras horas de la mañana, abran puertas y ventanas, ventilen, que entre la luz del sol, pongan música, preparen unos ricos mates o limonada, permítanse disfrutar del proceso del durante para llegar al después deseado.

Lo mismo aplica si van a comenzar a ordenar su alimentación a través de un plan de comidas más sana, y van a acompañar con gym, deporte, running, caminatas o bicicleta. Manténganse aferrados a esos estímulos que los gratifiquen para no abandonar ni frustrarse antes de haber logrado el objetivo.

Que todas esas promesas de cambio de conductas y hábitos no signifiquen una carga, una restricción o privación a realizar sólo por un período de tiempo, sino que se incorporen como un nuevo modo, estilo y filosofía de vida y así será posible sostenerlo y disfrutar de los beneficios de esas modificaciones de conductas.

Los grandes beneficios del orden son justamente ahorro de dinero, tiempo y energía; una vida más simple, armoniosa, tranquila.

Hoy, ahora, es la mejor oportunidad.

Hoy lo pienso, hoy lo decreto.

Hoy empiezo a ordenar, mis ideas ,mis prioridades, mis espacios, mis relaciones, mi alimentación, mis finanzas, mis tiempos de trabajo, disfrute y ocio, mis gustos y preferencias para llegar a lograr todo lo que deseo para este 2020.

Previo 4 tips para cuidar tu cabello en verano
Siguiente Común unión y esperanza