La decoración de la mesa para la cena de Navidad es tan importante como el menú a servir. Nosotros te acercamos algunos tips para que tu mesa quede preciosa.

Textos: Revista Nosotros.

 

Si nos toca ser anfitriones en Navidad, uno de los detalles a tener en cuenta es adornar la mesa para la cena, que es una de las maneras de agasajar y sorprender a nuestros invitados.

 

Ya sea si seguimos la tradición de las abuelas y sacamos la platería, los manteles para ocasiones especiales y la vajilla de fiesta, o si preferimos darle un tono más moderno y descontracturado a nuestra celebración, todos los estilos se adaptan a estos consejitos para que tu mesa de Navidad sea realmente especial.

Mantel de navidad

 

Tanto si queremos presentar una mesa navideña al estilo minimalista, como si queremos irnos al otro extremo, lo primero que tenemos que pensar es qué tipo de mantel vamos a utilizar.

 

Un mantel blanco o color crema tiene la ventaja de destacar lo que vayamos a usar para decorar platos, centro de mesa, copas, servilleteros, etc.

 

Si queremos usar un mantel bien cargado, de esos que tienen diseño de Navidad, lo mejor es usar platos blancos (que pueden tener formas cuadradas o ovalados) y no recargar el decorativo del centro de mesa.

Elegir los colores en la mesa

 

Queda muy bien elegir sólo un par de colores y usar esos en la mesa. Por ejemplo: si el mantel es de color claro, el resto de la mesa puede ser en azul y dorado (queda muy elegante), rojo y dorado, plateado y verde, a gusto.

La vajilla

 

Lo más tradicional es apostar por una vajilla que sea buena, esa que guardamos para las grandes ocasiones y aunque es sin duda todo un acierto, pero puede que con el paso del tiempo hayas ido perdiendo piezas debido a que a todos se nos rompen precisamente cuando la sacamos, más si es la “heredada” de nuestras madres y abuelas.

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es el número de comensales a la mesa y si tienes suficiente vajilla. Nada de colocar platos de vajillas distintas ya que no pegaría para nada, por mucho que las dos sean realmente buenas. Es mejor elegir piezas que sean todas iguales.

 

En cuanto a vasos y copas, siempre hay que colocar un vaso para agua y una copa para el vino. Luego puedes retirar uno u otra en función de lo que beban los invitados pero es importante que lo encuentren cuando se sienten a la mesa. Está claro que en los sitios reservados a niños, solo irá un vaso para el agua o jugos.

 

En cuanto a las copas para el brindis navideño es mejor que esperes hasta el final de la cena para sacarlas. De este modo evitarás que ocupen un espacio que es necesario y tampoco se romperán.

Centros de mesa

 

Entre los distintos modelos de centros de mesa podemos optar por el tradicional ramo de flores, con el agregado de alguna Estrella Federal o ramas de muérdago, (si se consiguen frescas, mucho mejor, si no, se pueden colocar unas ramitas artificiales).

 

Otra opción es las de colocar un centro de mesa que se elabore a partir de combinar distintos adornos navideños, de este modo te permitirá tener un centro de mesa en cuestión de segundos.

 

También se puede colocar una corona pequeña navideña y un par de velitas en el centro. Un adorno exprés, por si no hay mucho tiempo para poner todo a punto.

 

Lo esencial para una buena mesa de Navidad:

 

  • Mantelería y servilletas
  • Cubertería
  • Copas
  • Vasos
  • Vajilla
  • Centro de mesa
  • Velas