Está científicamente comprobado que los adultos necesitamos dormir al menos siete horas por día para mantenernos saludables.

Algunos sacrifican horas de sueño para cumplir con las actividades del día a día: el trabajo, el estudio, la familia o las tareas del hogar, mientras que otros las desperdician mirando la televisión, conectados a las redes sociales o navegando en Internet; pero son muy pocos los que conocen los daños que ocasiona al cuerpo y a la psique el no dormir suficiente.

Lo peor de todo es que el sueño perdido es imposible de recuperar. Se acumula y se acumula y termina por causar graves problemas de salud.

Cinco graves consecuencias de no dormir lo suficiente
Se sabe que luego de una jornada de trasnoche, la capacidad de concentración disminuye considerablemente, impidiendo el desarrollo normal de las tareas durante el día. Pero esto no es lo único que sucede si no dormimos lo suficiente. Las consecuencias van desde vernos menos atractivos físicamente, hasta la posibilidad de sufrir un ataque cardíaco. Veamos:

Aumento de peso

Al pasar más horas despiertos de las que deberíamos, es imposible cumplir con los horarios recomendados para las comidas, lo que significa que pasaremos toda la noche comiendo, y seguramente comiendo mal. Además, la falta de sueño produce cambios hormonales que nos tientan a elegir comida chatarra durante el día para lidiar con la significativa mengua de energías.

Pérdida de la memoria

A todos nos ha pasado: luego de una mala noche en la que no conseguimos descansar como es debido, nos olvidamos de cosas importantes, estamos distraídos y pasamos un día disperso. Varias noches de sueño insuficiente, sin embargo, ocasionan problemas cognitivos bastantes serios, que aceleran notoriamente el deterioro cerebral.

La gripe eterna

No dormir suficiente debilita considerablemente el sistema inmunitario, dejándonos propensos a contraer gripes y resfriados recurrentes. Por el contrario, si descansamos lo suficiente, el sistema inmunitario estará fortalecido y nos mantendrá más saludables.

Ataques cardíacos

Mientras menos horas invirtamos en un sueño reparador, más alto será el riesgo de sufrir un infarto en los años venideros. Expertos aseguran que las personas que invierten menos horas en dormir tienen más posibilidades de sufrir de tensión alta y sus arterias se obstruyen con más facilidad, lo cual resulta fatal para la salud cardíaca.

Infertilidad masculina

Está comprobado que los hombres que duermen menos horas poseen menor cantidad de espermatozoides, lo cual dificulta la posibilidad de fecundar.

Dormir purifica la memoria y prepara al cerebro para recibir nueva información. Mientras que no dedicar suficiente tiempo al sueño afecta notablemente nuestro día a día y nuestra salud a corto, mediano y largo plazo. ¡Y no son nimias las consecuencias!

Ahora que conoces esta información, dispón de lo necesario para dormir el tiempo recomendado. Tu cuerpo de lo agradecerá.