El científico británico Stephen Hawking, quien murió hoy a los 76 años, deja tras de sí revolucionarias teorías sobre el espacio, el tiempo y el Universo, pero también una serie de frases que muestran su genio y un agudo sentido del humor.Aquí, una compilación con algunas de las mejores:

“No le tengo miedo a la muerte, pero yo no tengo prisa en morir. Tengo tantas cosas que quiero hacer antes”.

 

“Creo que la explicación más simple es que no hay Dios. Nadie creó el universo y nadie dirige nuestros destinos. Esto me lleva a darme cuenta de que probablemente no hay cielo ni vida después de la muerte. Tenemos esta vida para apreciar la grandeza del universo y por ello me siento profundamente agradecido”.

 

“Mis expectativas se redujeron a 0 cuando tenía 21 años. Todo lo que ha pasado desde entonces han sido bonos”.

 

“Me he dado cuenta que incluso las personas que dicen que todo está predestinado y que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, siguen mirando a ambos lados antes de cruzar la calle”.

 

“El cerebro es como una computadora que dejará de funcionar cuando fallen sus componentes. No hay Paraíso o vida después de la muerte para las computadoras que dejan de funcionar, ese es un cuento de hadas de gente que le tiene miedo a la oscuridad”.

 

“Sería aburrido ser Dios, sin nada más por descubrir”.

 

“La vida sería trágica si no fuera graciosa”.

 

“La desventaja de mi celebridad es que no puedo ir a ninguna parte del mundo sin ser reconocido. No es suficiente llevar gafas de sol oscuras y una peluca. La silla de ruedas me delata”.

 

“La inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios”.

 

“La víctima debería tener el derecho de poner fin a su vida, si quiere. Pero creo que sería un gran error. Por mala que la vida parezca, hay siempre algo que puedes hacer y tener éxito. Siempre que haya vida, hay esperanza”.

 

“Para sobrevivir como especie, a la larga debemos viajar hacia las estrellas, y hoy nos comprometemos con el próximo gran avance del hombre en el cosmos”.

 

“Si los extraterrestres nos visitaran, ocurriría lo mismo que cuando Cristóbal Colón desembarcó en América. Y nada salió bien para los nativos americanos”.

 

“Solo somos una raza de primates en un planeta menor de una estrella ordinaria, pero podemos entender el universo”.

 

“No se puede animar a los jóvenes a estudiar carreras científicas con recortes en el campo de la investigación”.

 

“Quieren un héroe de la ciencia como fue Einstein. Yo respondo al estereotipo del genio discapacitado porque estoy claramente discapacitado, pero no soy un genio como lo era Einstein”.

 

El reconocido físico británico Stephen Hawking murió este miércoles a los 76 años en su casa de Cambridge, informó su familia en un comunicado.

“Estamos profundamente tristes de que nuestro amado padre falleció. Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años”, dijeron sus hijos Lucy, Robert y Tim.

“Su coraje y persistencia, junto a su brillantez y su humor, inspiraron a personas de todo el mundo. Una vez dijo: ‘No sería un gran universo si no fuera el hogar de la gente que amas’. Lo extrañaremos para siempre”, agregaron.

 

En 2017, Hawking, quien a los 21 años fue diagnosticado con una enfermedad de neuronas motoras incurable (ELA) que lo dejó en una silla de ruedas y que lo obligó a usar una voz de computadora para comunicarse, le dijo a la BBC que “nunca esperó llegar a los 75”.

Además, le dijo a la emisora que creía que su mayor logro fue su descubrimiento de que los agujeros negros no son del todo negros, lo que fue crucial para “comprender cómo pueden resolverse las paradojas entre la mecánica cuántica y la relatividad general”.

Hawking alcanzó fama mundial luego de que su libro “Una breve historia del tiempo” fuera publicado en 1988, vendiendo más de 10 millones de copias.

Nacido en una familia intelectual el 8 de enero de 1942, Hawking ganó una beca para la Universidad de Oxford en 1959, y tres años más tarde cambió a su rival de Cambridge para realizar investigaciones sobre cosmología.

 

A la inusual edad de 32 años, Hawking fue nombrado miembro de la Royal Society, la institución académica más prestigiosa de Reino Unido.

 

En 1979, fue nombrado profesor Lucasian de Matemáticas en la Universidad de Cambridge: el mismo puesto que tuvo Isaac Newton.

 

Se convirtió en uno de los mayores expertos del mundo en gravedad y agujeros negros, descritos como lugares donde la materia se comprime hasta el punto donde las leyes normales del espacio y el tiempo se rompen.