Instagram dio a conocer las 5 cuentas de moda más influyentes. Conocé a las estrellas del presente que han copado el mundo digital gracias a millones de seguidores que hacen realidad sus trending topics.

Textos: Georgina Lacube

 

Se sabe, hoy la fama se define más por el número de followers digitales que por los méritos profesionales o filantrópicos de cada uno.

 

En este sentido, las redes sociales (Facebook, Twitter, Snapchat o YouTube), son aliadas cruciales de una época marcada por las etiquetas y las selfies en fiestas súper top o en vacaciones en destinos paradisíacos. Conocé aquí a las chicas más influyentes del momento.

Bomba sexy con ¡14.9 millones de followers!

 

Podría decirse que, con tan solo 26 años, Emily Ratajkowski, está a la cabeza cuando se trata de celebridades de la nueva era. Esta atractiva joven de piernas largas, labios carnosos y rasgos delicados adora mostrarse ligera de ropa, tal es así que en la mayoría de sus posts aparece con diminutos bikinis o con un diseño que cubre lo justo y necesario para no ser censurada por Instagram. A su vez, las imágenes en donde aparece desnuda encabezan las listas de búsquedas online y son de lo más comentadas. Osada como pocas, cuando alcanzó los 10 millones de fans no tuvo mejor idea que tomarse una foto en la cual se la veía sentada en una bañera con los brazos y las piernas cruzadas y nada más que unas gafas y un collar como único atuendo. La tituló “Nerd en la bañera”, y eso le bastó para conseguir 600.000 “me gusta” y más de 3000 comentarios en menos de 24 horas. Nació en Westminster, Inglaterra, y ya a sus 14 años era una de las adolescentes más codiciada por marcas como Carl’s Jr., Forever 21, Nordstrom y Frederick’s of Hollywood. El modelaje le abrió las puertas de la televisión. Allí hizo su primera incursión como actriz participando en dos capítulos de la serie infantil Icarly, de Nickelodeon, en la que encarnó a la novia perfecta de uno de los personajes primordiales, Gibby. Si bien su corto paso por la pantalla chica llamó la atención, su real salto a la fama llegó gracias a su participación en el videoclip del hit “Blurred Lines”, interpretado por Robin Thicke y Pharrell Williams. Mientras los artistas cantan, Ratajkowski y otras dos modelos más con unos lomazos de infarto, aparecen, claro, prácticamente desnudas, solo con zapatos y bragas bailando y dejándose seducir por los cantantes.

Chiara Ferragni

De bloguera a ícono millennial

 

Sin duda es una de las jóvenes convertida en influencer que supo crear una estrategia de crecimiento acaparando un mercado plagado de competitividad y dificultades. Hablamos de la italiana Chiara Ferragni o más conocida como la “it girl del momento”. Tiene 30 años, mide 1.77 de altura, estudió la carrera de Derecho en Milán y se convirtió en un fenómeno mundial en el año 2009, cuando inauguró su blog The Blonde Salad que escribe en inglés y en italiano. El sitio hoy recibe más de 110.000 visitas por día, posee 800.000 usuarios únicos por mes y 12.000.000 de impresiones mensuales, sumado a sus 10.3 millones de seguidores en Instagram.

 

Desde entonces no ha dejado de sorprender. El crecimiento de su blog fue exponencial, tal es así que hoy tiene un equipo de alrededor de seis personas que la ayuda a mantener el sitio y manejar las redes sociales, aunque los posts los sigue haciendo ella misma. Tras ese éxito, en menos de tres años devino en una empresaria de la moda que, además de hacer el blog, viaja por todo el mundo, realiza campañas, visita las fashion weeks más relevantes (Nueva York, Londres, Milán, París, Moscú y San Pablo, entre otras.), ejecuta colecciones cápsula (muy famosas las de Mango y Yamamay), asesora a marcas de moda (Chanel, Yves Saint Laurent, Valentino, Burberry, Victoria’s Secret, Max Mara, Rolls-Royce, Ermenegildo Zegna, Tommy Hilfiger y Kenzo), y mantiene su audiencia, que es su principal fuente de ingresos (se sabe que en el año 2015 obtuvo una ganancia anual de más de 10 millones de dólares). En el 2016 lanzó su primera colección de joyas y publicó su primer libro con sus mejores looks, emprendimientos que se sucedieron a su propia marca de zapatos que nació en septiembre de 2010 y es todo un triunfo. Además, es la embajadora -y fanática- de los productos para pelo de la marca Redken. Y por si todo esto fuera poco, la revista Forbes la destacó entre los 30 creativos menores de 30. ¿Más? Este año visitó por segunda vez nuestro país para protagonizar la campaña otoño-invierno 2017 de la marca Vitamina.

Candice Swanepoel

La modelo mejor paga

 

Con 11.3 millones de seguidores, 28 años, 1,77 de altura y el rostro de una deidad, Candice Swanepoel es la modelo sudafricana mejor paga del mundo de la moda. Desde el 2010 es uno de los Ángeles de Victoria’s Secret, y gracias a su encanto, su cabello rubio, sus ojos azules y sus curvas fue la encargada de lucir en 2013 el sostén de pedrería Royal Fantasy bra, valorado en más de nueve millones de euros, durante el desfile anual de esa famosa marca de lencería. Desde entonces la industria se ha enamorado de ella. Fue imagen de la firma de belleza Max Factor, donde se metió en la piel de Marilyn Monroe por obra y gracia de la maquilladora Pat McGrath, directora creativa de la empresa desde 2004. También protagonizó campañas para Givenchy, Miu Miu, Tom Ford, Versace, Nike o Biotherm, y hasta se dio el lujo de frenar su ascendente carrera para tener un hijo. Su cuenta de Instagram es una ventana abierta a su vida privada. Abundan los paisajes exóticos, dibujos con su rostro, salidas nocturnas con amigas y a recitales, paseando y abrazando a perros; también, de figuras como Bob Marley, Bo Derek o Linda Evangelista: “Encuentro mucha inspiración en todas las modelos de los noventa. Y Linda es todo un icono. Su manera de transformarse es increíble. Aunque también hay otras tops, como Stephanie Seymour, que me gustan mucho”, declaró en una entrevista al diario El País. Y agregó: “hoy Instagram es una herramienta fundamental para promocionarte. Las marcas ahora lo valoran. Soy muy controladora con mi cuenta, me gusta que haya una estética definida, que todo respire calidad y se vean fotografías profesionales. Eso imagino que importa”.

Hailey Baldwin

Con apellido de artistas

 

Hailey Baldwin integra una de las grandes dinastías de Hollywood dado que es hija del actor Steve Baldwin y Kennya Deodato. Además, es la sobrina de Alec y la sensual actriz Kim Basinger. La joven rubia nació el 22 de noviembre en 1996 en Arizona y lo suyo es el modelaje. Debutó nada menos que en una campaña para la reconocida tienda online French Connection, un hecho que le abrió las puertas de la Semana de la Moda en Londres, donde desfiló en el Topshop Unique con modelos de la talla de Cara Delevigne y Jourdan Dunn. Pero lo mejor estaba por venir… En el 2016 su imagen copó las portadas de importantes revistas. Caminó por las pasarelas de Tommy Hilfiger, Dolce & Gabanna, Elie Saab y Tory Burch, entre otros. También, posó para campañas como Karl, Tommy Hilfiger jeans, Ralph Lauren Denim, Ugg, Guess y hoy es la nueva embajadora de L’Oréal Professionnel. Sus 10.6m de seguidores se deleitan con las fotos que sube a su Instagram, siempre rodeada de otras diosas súper populares como Kendall Jenner (su mejor amiga) y Gigi y Bella Hadid.

Cara Delevigne

Inglesa transgresora

 

Hasta Instagram se rinde a su peculiar sex-appeal el cual, según dicen los que saben, junto a su personalidad, energía y actitud, la volvieron la sucesora de Kate Moss. Con nada menos que 40.6 millones de followers, la consagrada modelo, actriz, diseñadora y ahora cantante Cara Delevingne hace de esta famosa red social un verdadero portfolio de los sucesivos (y muchas veces radicales) cambios estéticos que sufre su imagen. Rapada, con pelo largo, corto, rubio o teñido de plateado, todo vale para dar que hablar. Así, en la gala del MET dejó pasmada a la prensa con su melena coloreada de tono plateado con destellos de strass, y algo parecido ocurrió cuando se la vio pelada en la alfombra roja de los últimos MTV Movie Awards, adelantando la que puede convertirse en la nueva tendencia de belleza para las más atrevidas: un hair tattoo, es decir, un dibujo en su cráneo cuyo un diseño incluyó figuras geométricas, similares en su forma a un rombo, de color plateado, pintadas sobre su cortísimo pelo. A ellas les sumó un tatuaje en el cuello, con dos ojos y unos símbolos. Una apuesta beauty que le valió miles de “likes” en sus redes.