Las joyas del Nilo



Recorrer Egipto por las aguas del río que es fuente de vida y desarrollo de toda la región, es conjurar el país de los faraones, su riquísima historia y su magia ancestral. Y es conocer el presente de una cultura subyugante.
Textos y Fotos. Vacaciones Felices.

La fascinante historia de una de las civilizaciones más antiguas del mundo está presente en todo el territorio egipcio.

En la ribera oriental del Nilo, los grandes tesoros son Luxor y Karnak, los templos que se ubican en la antigua ciudad de Tebas, capital del Imperio Nuevo del Antiguo Egipto. El bullicio está en sus mercados, donde los locales disfrutan con el juego del regateo con los viajeros, mientras que los amantes del submarinismo encuentran en el mar Rojo un paraíso marino.

ASWAN
En Aswan, que es sede de la represa más grande de Egipto, se llega a Abu Simbel para ver los templos tallados en el acantilado occidental del desierto por Ramsés II, y dedicados a Amón Ra, el Templo de Nefertari, dedicado a la diosa Hathor. El más famoso de estos templos fue trasladado piedra por piedra, para evitar que las aguas de la represa de Aswan lo sumergieran. La frase “obra faraónica” no sólo se refiere a los más antiguos egipcios, si no también a los ingenieros de nuestro tiempo, que consiguieron trasladar prácticamente una montaña para preservar este patrimonio invaluable.

Vacaciones Felices recomienda hacer noche en Abu Simbel, para poder presenciar el espectáculo nocturno de luz y sonido que se lleva a cabo en el templo.

Aquí también se encuentra la Alta Presa, una enorme obra de ingeniería que retiene las aguas del río Nilo, creando el Lago Nasser.

Se visita a Cantera de Granito Rojo, donde se encuentra el famoso obelisco inacabado de 41 metros de altura y el templo Philae o templo de Isis, trasladado a la isla Egelikia para evitar que termine bajo las aguas cuando se construyó la represa.

La novedad de esta propuesta de viaje que trae Vacaciones Felices, es recorrer el Nilo a bordo de un crucero fluvial, para llegar a otra de las joyas de Egipto: Luxor.

LUXOR
Situada en el sureste del país, aproximadamente a unos 670 km de El Cairo, la ciudad de Luxor forma parte del territorio que desde la antigüedad ha sido llamado como el Alto Egipto. Este trayecto se puede hacer en tren, donde las vías van bordeando el Nilo, o en avión.

Ubicada en las márgenes del Nilo, fue la capital de Egipto durante el último periodo del Reino Medio y gran parte del Reino Nuevo, cuando era conocida con el nombre de Tebas, hace más de 4.000 años.

Puntos imperdibles de Luxor: la visita a la Necrópolis de Tebas, comprendiendo el famoso Valle de los Reyes, la panorámica del Templo de la Reina Hatshepsut en Deir Al Bahari, único por sus terrazas escalonadas de grandes dimensiones; el Templo de Medinet Habu de Ramsés III y los Colosos de Memnon, que guardaban la entrada del templo funerario del rey Amenophis III.

Los templos del dios Horus y del dios Sobek, en Edfu y Kom Ombo están recomendadas para conocer dos de los templos mejor conservados del imperio egipcio. También se puede observar el Nilómetro, utilizado por los antiguos egipcios para medir el nivel de las aguas en el Nilo.

EL MAR ROJO
Esta propuesta de Vacaciones Felices culmina el itinerario en las playas del Mar Rojo, en la zona de Soma Bay, donde se destaca la playa de Hurgada.

Esta joyita del turismo egipcio es una sorpresa, dado que se relaciona a este país solamente con el desierto, el Nilo y las pirámides, pero siempre hay algo más por descubrir. Por esta razón es que Vacaciones Felices recomienda hacer unos días de playa en Hurgada.

Este complejo de hoteles de Soma Bay se encuentra en las costas del Mar Rojo, que en esa zona tiene aguas muy transparentes y con mucha fauna marina, lo que las hace perfectas para buceo o snorkeling, aunque bien temprano por la mañana, las mantarrayas y otros peces pequeños se avistan perfectamente desde la playa.

En general, pero sobre todo cuando se visitan mezquitas e iglesias, se requiere discreción en la vestimenta. Tanto hombres como mujeres deben cubrirse los hombros, no llevar minifaldas ni pantalones cortos. El traje de baño enterizo está mejor visto que la bikini. No olvidar que el país es mayormente musulmán y copto.

Clima: En general el clima se caracteriza por ser muy caluroso en verano y templado en invierno. Se aprecian diferencias climáticas dependiendo de la zona del país. El Norte, en la zona de El Cairo, goza de un clima mediterráneo con ligeras lluvias, veranos cálidos y temperaturas más frescas durante el invierno. En el Sur -Luxor, Aswan, Lago Nasser- el clima es seco, desértico, y las temperaturas son aproximadamente 5 grados más altas que en el Norte.
Es necesario llevar ropa liviana, preferiblemente de algodón para el día y algo de abrigo para la noche en que la temperatura desciende.
Infaltables: Sombrero, lentes de sol, un buen calzado cerrado, repelente de mosquitos y protector solar. También es aconsejable cargar una botellita o termo con agua.
Importante: Se requiere en forma obligatoria el Certificado Internacional de Vacunación contra la Fiebre Amarilla para el ingreso a zonas selváticas. La vacuna debe ser colocada con 10 días de anticipación al viaje.

Previo ¿Cuánto amor estás dispuesta a soportar?
Siguiente Diez tendencias de las grandes pasarelas