Las máximas de Loca Por El Orden


Nuestra experta nos resume sus tips para organizar, ordenar y disfrutar del hogar todos los días.

Textos: Nadia Novillo.

– Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.

– Organizar significa establecer un lugar para cada categorías de cosas atendiendo a la lógica y el sentido común.

– Cada cosa debe ubicarse donde se usa y se necesita.

– El lugar que se asigna a cada categoría de cosas debe ser elegido en función de la frecuencia de uso.

– Las cosas de uso frecuente se ubican a más a mano, al alcance, de fácil acceso, a la altura más cómoda, de modo que buscarlas no implique agacharme ni subirme a una escalera.

– Las cosas de uso esporádico o las que se usan solo una vez al año se ubican mas atrás, más arriba o más abajo.

– Todo sistema de organización debe ser eficiente, cómodo, práctico y funcional.

– Los criterios de organización deben adaptarse al volumen de cosas, espacios, gustos, preferencias, costumbres, necesidades y estilo de vida personales y de cada grupo familiar.

– Siempre se busca lograr el equilibrio entre estética y funcionalidad optimizando los espacios.

– Organizamos una sola vez, ordenamos a diario.

– Ordenar significa devolver cada cosa a su lugar luego de ser usada.

– El desorden no se genera por la falta de lugar sino por el exceso y la acumulación de cosas innecesarias.

– Organizar implica indefectiblemente limpieza y descarte.

– Se descarta todo lo que no se usa y no se necesita, lo que esta deteriorado, lo que no sirve o se volvió obsoleto.

– Lo que se descarta se puede donar, regalar o vender.

– Chau, chau, adiós a todo tipo de packaging, cajas, bolsas, papeles y envoltorios. Hacen ruido visual, ocupan lugar, entorpecen el uso.

– Lo que no se ve, no se usa, queda olvidado.

– No guardar por las dudas, por culpa, porque fue costoso, porque fue recibido en herencia o regalo de un ser querido.

– Conservo lo que esta en buen estado, necesito, me encanta ver, usar y tener.

– Cualquiera sea el espacio a organizar debo realizar 6 pasos: vaciar, limpiar, descartar, categorizar, asignar un lugar y rotular.

– Las superficies horizontales como mesas, mesadas, escritorios y barras deben estar lo más despejadas y despojadas posibles.

– Las superficies verticales en cambio son grandes aliadas para aprovechar como espacios de guardado: estantes, estanterías, percheros, bord, vitrinas, distintos tipos de accesorios o estructuras para colgar amurar o empotrar a las paredes.

– El mejor método de almacenamiento para maximizar el espacio de guardado es al estilo archivo/fichero, es decir en vertical.

– Siempre es preferible organizar en vertical el interior de una caja, cajón, contenedor, bolso o valija ya que de este modo podemos visualizar todo lo que hay en el interior con una simple mirada. En cambio, si apilamos, lo que queda abajo no se ve y hay que revolver para encontrar lo que se busca.

– Para los cajones, la estrategia de organización es dividir para eliminar el caos, dividir para conquistar el orden en el interior de ellos.

– La clave para que orden establecido se mantenga en el tiempo radica en compartimentar, en establecer subcategorías, o generar distintas áreas de almacenamiento.

– Los contenedores son un gran recurso cuando hay mucha cantidad y poco lugar ya que nos permiten optimizar el espacio de guardado aprovechando la profundidad y la altura de los estantes cumplen una función y tienen una utilidad similar a la de un cajón con la ventaja de que podemos cambiarlos de lugar y trasladarlos fácilmente dependiendo de la temporada o estación, y son muy prácticos en caso de mudanza.

– Los contenedores, como su palabra lo indica, mantienen todo contenido beneficiando que el orden se mantenga en el tiempo.

– Las tablas de referencia de doblado son simplemente un molde, una guía para lograr que todas las prendas tengan el mismo ancho, el mismo se debe ajustar de acuerdo a dónde se va a guardar, y luego se dobla en dos o en tres partes teniendo en cuenta la profundidad o altura del cajón o contenedor.

– El placard ideal es aquel en el que la gran mayoría de las prendas, carteras y accesorios se presentan colgados.

– Utilizar perchas ultradelgadas para maximizar el espacio de colgado.

– Es ley: una prenda por percha, la excepción se da a la hora de guardar conjuntos.

– Todas las prendas hacia un mismo lado y todos los ganchos hacia adentro, es decir mirando hacia el interior.

– Ordenamos por color de más claro a más oscuro.

– Ordenamos de menor a mayor, de más liviano a más grueso, van creciendo cuellos, mangas y largos.

– La armonía y orden visual se logra cuando todo puede verse uniforme, homogéneo, cuando se ve un patrón de referencia que se repite e integra, por eso la importancia de que todas las perchas sean iguales, haya un mismo color de contenedores o cajas, e idénticas etiquetas.

– El color sugerido para los contenedores por excelencia es el blanco. Las bolsas, fundas, cajas o cualquier tipo de recipiente o envase, idealmente debe ser transparente para poder ver su contenido. Los materiales pueden ser plástico, acrílico o vidrio.

– Cuando se trata de organizar alimentos no perecederos, productos de belleza, de lavado de prendas o de limpieza podemos establecer dos grandes categorías «abiertos o en uso», «cerrados, en reposición o stock».

– Las colecciones son para exhibirlas y poder admirarlas no para tenerlas dispersas, embaladas, archivadas y olvidadas.

– Mientras más simple sea un sistema de organización o el diseño interior de un mueble, mejor.

– Menos es más.

– Priorizar calidad, no cantidad.

– Así nomás, nunca jamás.

– Cuidar siempre los detalles, las pequeñas cosas que generan grandes diferencias.

– Generar calidez y armonía a través de la iluminación, perfumes, velas, flores, música.

– El lujo y confort de un espacio están dado por el orden y la limpieza.

– El mejor recuerdo a conservar son las fotos.

– Atesoren y acumulen momentos vividos y compartidos, experiencias, anécdotas, no cosas.

– Todo lo que tenemos es para ser usado y disfrutado.

– La mejor ocasión siempre es hoy, la mejor visita somos nosotros mismos.

– Con organización , limpieza y orden todos podemos lograr hacer de nuestro hogar, nuestro lugar en el mundo.

Previo Reset
Siguiente Vacaciones: un momento ideal para jugar con los niños