Aunque no esté a la vista, la lencería también debe ser la acertada para que el resto de las prendas te sienten bien al cuerpo. Hoy te traigo estos tips para no errarle a la hora de comprar tu ropa interior.

Por: Macarena Grassino

Es indispensable elegir la lencería correcta, este hecho a pesar de parecer insignificante puede ayudar a cambiar totalmente la figura.

Siempre tendremos en cuenta la ocasión en que será utilizada ya que casos especiales como por ejemplo una fiesta nos tendremos que basar en las necesidades del atuendo.

1. Obligatorio probarse.

Nunca debemos comprar lencería sin probarla, al igual que con una malla. En el caso de los corpiños es importante que el talle sea exacto así debas probarte 20, Muchas veces acertamos a la medida de la taza pero el contorno resulta ajustado o viceversa, probá todo lo necesario. La parte de abajo se puede medir con tu prenda interior puesta, así te asegurás de que no sea demasiado ajustada y después se marque en las prendas que lleves encima. Antes de comprar varios de un mismo modelo, comprá uno, corroborá su calidad luego de lavarlo y si es bueno podés volver por más.

Siempre al medir comprobá como te sienta con una prenda al cuerpo encima, es la mejor manera de chequear que nada se marque de más.

2. Inversión.

La ropa interior es mucho más importante para moldear la figura de lo que se cree. Por lo tanto es importante invertir en ropa interior de calidad, que te siente bien y que no se desgaste fácilmente. Una buena prenda de ropa interior puede cambiar totalmente nuestra figura.


3. Corpiños.

Un corpiño debe: en caso de tener aros recoger todo el busto, las tiras jamás deben ajustar ni tampoco ir sueltas, los pechos deben llenar las copas, la parte central debe tocar la piel y asentarse al torso. Podemos elegir que sean de telas suaves tipo lycra para que la ropa se deslice y no forme arrugas. Los corpiños acolchados son ideales para disimular pezones pronunciados. Además tenemos modelos como deportivos para aquellas que tienen mucho busto o suelen ejercitarse, modelos bandó para utilizar con remeras de breteles muy finos o sin breteles, modelos push up para senos caídos, y muchas más variantes para que te ajustes a tus necesidades respecto a tu cuerpo o al evento.


4. Bombachas.

La ropa interior debe ser cómoda y de algodón o mezcla de algodón para que la piel respire mejor y evitemos problemas de salud.

Tenemos modelos culotte faja que adelgazan, pero no se recomienda para personas muy delgadas dado que acentuará los huesos de la cadera. Modelos tipo boxers y culottes anchos dan volumen a la cadera y son convenentes para las más delgadas, teniendo en cuenta que el tiro bajo y los shortcitos muy largos acortarán las piernas.

Modelos tanga que no se notan en  la ropa, son cómodos y sentadores para cualquier tipo de cuerpo en el talle indicado al mismo. Modelos vedettinas, (bombacha clásica de tiro y cavado medio), también adecuados a todo tipo de cuerpo pero no a todo tipo de prendas ya que pueden marcarse en las mismas. Modelos culotte básico, son cómodos y sexys, ideal para todas las siluetas, favorece la parte trasera y para las para las más acomplejadas las ayuda a verse sexys sin sentir la desnudez que provoca una prenda de menor tamaño. Y el famoso modelo hilo dental, para las más osadas, ideal para tomar sol, ideal para una parte trasera perfecta.


5. Lencería sexy.

Se recomienda el uso solo en casos especiales, debe sentar bien y ser de buena calidad. Truco: Usar ropa interior del mismo color, aunque no sea de encaje puede dar el mismo aspecto de sensualidad. Telas como el raso, satén y encaje son las más utilizadas en estos casos.

Un vestido de tul y encaje transparente negro con un juego de ropa interior debajo luce muy bien y ayuda a disimular los kilos de más.

Una prenda de ropa interior casi olvidada pero necesaria en algunos casos o para algunos looks son las hombreras, recomiendo su uso solo en caso que no se transparenten. Realmente ayudan a darle mejor postura e imagen a aquellos cuerpos con algunos kilitos de más, hombros caídos, etc. Teniendo en cuenta siempre que no deben ser exageradas y se deben utilizar en ocasiones o outfits especiales ya que no son una prenda para todo andar.