Pantone seleccionó mediante un arduo debate entre una infinidad de temas como son: decoración, diseño gráfico, cine, música, moda, política, economía y problemática social; el color que conquistará al planeta este año.

Textos: Soledad Vittori.

El famoso instituto eligió como cada año el color que será emblemático en la industria de la moda durante el 2019. Después de un arduo debate centrado en descubrir las preferencias sociales del momento para dar con el tono ideal, la autoridad máxima en lo que respecta a colores definió al Living Coral como el ganador consagrado.

Este tono, mezcla de naranja suave con matices dorados, es un color que pretende reflejar la necesidad innata de optimismo y búsqueda de alegría como respuesta a la era en la que estamos viviendo, protagonizada por el Social Media y la tecnología digital.

Es una elección que responde a la fuerte embestida de la era digital y las redes sociales que se incorporan cada vez más en nuestra vida cotidiana. Por esto, esta tonalidad remite a buscar un momento de experiencias auténticas y verdaderas.

Living Coral es un tono sociable y enérgico que tiene la capacidad de transmitir alegrías compartidas.

El color elegido por el instituto también pretende hacer referencia al momento medioambiental actual, particularmente al efecto nutritivo que tiene el verdadero coral en la vida marina, así como al efecto devastador de la sociedad actual sobre el medio ambiente.

El coral es parte de la belleza sorprendente que vemos en la naturaleza y la importancia de preservar este mundo ecológico.

Pensar en los arrecifes de coral, que brindan refugio y sustento a la vida marina y que día tras día tiende a desaparecer es una cuestión importante a tratar.

Su elección busco plasmar la situación actual de la sociedad global. Un recuerdo de la lucha que se vive entre los avances tecnológicos y las mejoras que facilitan nuestras vidas en relación a los efectos dañinos a corto o largo plazo que pueden causar en el planeta como efecto rebote.

Un momento sin dudas paradójico que enfrenta a la naturaleza con el futuro traducido a través de la sensibilidad del color.

En relación a esta rivalidad, mientras el Ultra Violet, representante del 2018, buscó comunicar la idea un pensamiento visionario sobre cómo dirigir el futuro con ingenio y sin ataduras. El coral busca resolver dichos problemas que se presenten con optimismo y alegría.