Estamos en vísperas del festejo del Día del Padre, la celebración de esta fecha surge con la intención de que el rol paterno en la sociedad fuese más importante y destacado en la educación de los hijos.

Textos. Nadia Novillo.

 

Este día recordamos y festejamos la importancia de la figura paterna en relación con sus hijos a lo largo de la historia de la humanidad.

Antigua y tradicionalmente la imagen del padre estaba asociada con el sustento y la manutención económica de la familia, la seguridad. Él era quien impartía ciertas normas de disciplina y respeto y no tanto con la crianza, los cuidados diarios y las emociones.

En la actualidad esto ha cambiado, los padres están más involucrados y participan activamente en la educación, formación, atención y cuidados de los hijos.

Un padre es presente y mantiene fuertes lazos con su hijo aún en situaciones de separación familiar y estando distanciado de la madre.

Hoy los papás, desde la etapa de la dulce espera son partícipes generando un vínculo con su hijo: le hablan a la panza, asisten a los controles médicos y cursos de preparto, están presentes y acompañan a la mamá durante el parto. En el momento del nacimiento del bebé se les permite a los papás tener protagonismo al cortar el cordón umbilical y, luego del primer contacto con la mamá, se los entregan a ellos. Los médicos aconsejan apoyar al recién nacido en su pecho desnudo para que sienta y conecte con los latidos del corazón de papá. Los especialistas aseguran que a los pocos días de vida, los bebés ya distinguen que las manos del padre son más grandes y fuertes, y reconocen que su voz es más gruesa y aguda.

Los papás de hoy cocinan y preparan mamaderas, cambian pañales, bañan a los niños y los duermen con cantos de cuna o cuentos. También hacen tareas, asisten y se quedan con ellos en los cumples, tienen un papel más presente en las actividades escolares, deportivas, y de paseos y recreación.

Es genial que todas estas tareas que antes sólo eran exclusivas de la mamá hoy sean compartidas. Aquí también se incluyen las actividades que están relacionadas con la organización, limpieza y orden del hogar.

La organización y dinámica del funcionamiento de la familia también ha evolucionado, el orden y el mantenimiento diario del hogar es tarea de todos.

Los papás de hoy tienden las camas, prenden un lavarropas, cuelgan la ropa, barren y limpian, sacan la basura, van de compras al súper, planchan sus camisas y los uniformes de los niños o un vestido de mamá. Arman un plan divertido y junto con los niños sacan a pasear las mascotas, hacen nebulizaciones y les dan las tomas de los remedios por la noche, asisten a reuniones escolares, están más interiorizados en todas las cuestiones domésticas y familiares cotidianas que antes solo eran responsabilidad y competencia de las mamás.

Por otro lado, el mantenimiento de la casa, como el cuidado del jardín, la limpieza de la piscina, el lavado del auto, arreglar y reparar cosas en general eran tareas reservadas solo para papá, la famosa caja de herramientas y el taladro eran propiedad de el, hoy en día eso se ha modificado, las mamás se desenvuelven, resuelven y hacen estas tareas a la par de ellos, y hasta han ganado terreno en el asador y la parrilla.

En cuanto a la crianza y la educación son tanto papá como mamá en conjunto quienes enseñan e inculcan a los niños todos los hábitos que tienen que ver con el orden, la disciplina, la responsabilidad, sus obligaciones, hacer los deberes, guardar los juguetes y sus cosas luego de ser usadas, cuidar y valorar sus pertenencias, conductas relacionadas con el aseo personal, el cuidado de la imagen, detalles de buenos modales, educación y respeto, la importancia de la puntualidad.

Estas enseñanzas no sólo los ordena sino que les da seguridad y confianza en la etapa de crecimiento y formación.

Dentro de la rutina familiar hay toda una logística de organización, donde se establecen ciertas estructuras y se planifica el día a día, se dividen y reparten tareas y responsabilidades, se programan menús semanales y meriendas para llevar al cole, se coordinan los horarios teniendo en cuenta los compromisos laborales de los padres y las actividades de los chicos, quién lleva los niños al colegio, quién los busca, abuelos y tíos también colaboran y ayudan.

Bienvenido este nuevo modelo de papá moderno que se involucra, participa de la organización, el orden del hogar y la vida familiar. Siempre será el mejor plan que todas las tareas y actividades sean compartidas y disfrutadas entre padres e hijos.

TIP
Para facilitar la organización de la rutina familiar semanal son de mucha utilidad y grandes aliados los planificadores, los recordatorios, post it, y las listas ya sean manuales o a través de distintas apps o pizarras.