El verano es la temporada preferida para realizar eventos y celebraciones. Te presentamos tips y tratamientos recomendados para lucir una piel radiante allí donde vayas.

Textos. Revista Nosotros.

 

La piel puede ser el centro de todas las miradas en cada celebración. Solo hay que tener en cuenta algunos consejos profesionales a la hora de prepararla para el gran día. La Dra. Laura Mijelshon, brinda estos tips:

 

Durante el día es ideal reducir el consumo de sodio (sal), cafeína, y alcohol y aumentar el consumo de agua. La sal y el alcohol causan retención de líquidos, suprimirlos al menos 24 horas antes del evento.

 

Depilate las cejas 5 a 3 días antes, vello facial y cualquier otra zona.

 

Desayuná bien y saludablemente, de manera equilibrada, con la proporción adecuada de carbohidratos, proteínas, fibras y grasas. Te mantendrás al 100 por ciento con toda la energía.

 

La mejor base para preparar tu piel para el maquillaje es que la limpieza y la hidratación. Para esto antes de maquillarte es importante que realices una leve exfoliación y finalices con una máscara hidratante y nutritiva.

 

A la hora de arreglarte, es importante que siempre sigas este orden: primero el peinado, segundo el maquillaje, tercero el vestido y por último los accesorios. Ésta es la serie debes seguir para una noche especial.

 

Por último: relajate y disfrutá de los eventos en familia o con amigos, tal vez ese sea el mayor secreto para lucir siempre joven, fresca y natural.

 

TRATAMIENTOS

 

Para acompañar estos consejos pueden tener en cuenta algunos tratamientos de gabinete efectivos y puntales para la piel del rostro:

 

Para dejar atrás una cara cansada: Botox. Si se desea lucir un rostro fresco y natural, se puede aplicar una pequeña dosis de toxina botulínica para eliminar las arrugas de expresión, refrescar el aspecto y lograr un look juvenil.

 

Para hidratar: Skinboosters. Una rehidratación profunda y estimulación intensa de la piel, el colágeno y las fibras elásticas con un novedoso método, indoloro y natural. Se basa en la aplicación de ácido hialurónico de origen sueco, especialmente diseñado para colocar debajo de la piel, a manera de microesponjas que absorben agua y la rehidratan completamente, dándole turgencia, volumen y mejorando su calidad.

 

Microdermoabrasión: Punta de Diamante y Peeling. Un suave pulido para afinar la piel. De esta forma se eliminan restos celulares y se cierran los poros. Luego se aplican una serie de ácidos controlados de leve a moderada potencia para provocar un incremento de los efectos mencionados y otorgar mayor brillo.