El deseo de tranquilidad, fuerza y optimismo ha servido de inspiración para la elaboración de la paleta de colores de esta estación. La misma, se encuentra dirigida por la familia del azul. Sin embargo, no faltan los tonos tierras imprescindibles en los meses de invierno y pequeños toques de colores vibrantes como el bordó y el mostaza. Los tonos azul cielo representan la constancia, ya que están siempre por encima nuestro. Los grises dan sensación de estabilidad, los tonos rojos aportan calidez e invitan a la confianza, mientras que los púrpuras, rosáceos y amarillos mostaza aportan un toque exótico a la paleta.
Textos. Soledad Vittori.

Riverside
En los meses de primavera y verano, el azul mostró su cara más serena. Sin embargo, esta temporada viene en un tono más intenso con la versión de Azul Riverside. Un color fresco, calmo y estable a la vez que sofisticado y emocionante, que se inspira en la fuerza del agua.

Airy Blue
Como se explicó anteriormente, el primer azul hace referencia al agua. Ahora bien, este tono azulado tiene su punto de inspiración en otra matiz: el aire y el cielo. El Airy Blue evoca sensaciones de ligereza y libertad y es la pareja perfecta para otro de los colores de este otoño-invierno 2017: el gris Sharkskin.

 

Sharkskin
Es el comodín de esta paleta invernal. Es tan neutro que combina a la perfección con cualquier otra tonalidad. Se podría decir que es el color sobre el cual el resto puede descansar. Es un gris muy sofisticado y contemporáneo.

 

Aurora Red
Es la columna vertebral de la paleta ya que aporta estabilidad y fuerza a los colores más sobrios de esta estación. Es un rojo potente, sensual y dinámico. Resulta muy agradable a simple vista y genera confianza.

 

Warm Taupe
Es otro de los colores neutros de esta paleta y por lo tanto, combina a la perfección con cualquiera de las tonalidades del invierno. Es un tono orgánico, muy otoñal, que recuerda a la tierra y sugiere tranquilidad, estabilidad y elegancia.

 

Dusty Cedar
Este color es un guiño al tono ganador del año pasado: el rosa cuarzo. Supone su versión más otoñal y empolvada que aporta calidez a la vez que elegancia.

 

Lush Meadow
Es la versión más brillante, profunda y potente del color verde esperanza. Trae a la mente enormes prados lleno de follaje frondoso. Sin dudas, es uno de los colores más vibrantes de la estación.

 

Spicy Mustard
El color mostaza está presente en todas las temporadas, pero el otoño es cuando reaparece con más fuerza. En esta oportunidad resurge en su faceta más picante. Aporta un toque exótico que le hace falta a cualquier paleta de invierno y viene acompañado de figuras geométricas, estampados abstractos y texturas en relieve, que lo posicionan como el must de la temporada.

 

Potter’s Clay
Muchas personas ubican esta tonalidad como el color de las tejas. Un color naranja rojizo que, gracias a todos los matices que tiene da sensación de profundidad y elimina por completo la percepción de prendas planas. Es el tono más real y fiel a la realidad de la temporada.

 

Bodacious
No se esperaba una tonalidad como el púrpura entre los colores del otoño-invierno 2017, pero Pantone lo ha incluido y no ha quedado nada mal. Da un toque diferente y original a la temporada y combina a la perfección con rosas y rojos. Es la novedad más sorprendente de toda esta recopilación de colores.