Esta temporada surgen nuevos accesorios que mantendrán su vigencia en primavera e incluso en verano.

 

Textos. Soledad Vittori.

EL BOLSO DE PELUCHE

 

Los abrigos con pelo, también denominados “furry”, forman parte del vestuario de invierno desde hace varias temporadas en prendas como chalecos, jerseis, camperas. Sin embargo, esta tendencia no queda aquí. Ahora llegó el turno de los bolsos de peluche.

 

Las fashionistas del momento anunciaron la llegada del peluche a los complementos. Aunque a priori parece una corriente invernal, las celebrities se animaron a lucirlos también en estilismos más primaverales.

Este accesorio que marca la diferencia en cualquier look, se funde perfectamente con el espíritu de ambas estaciones. Y es que, el material del que se componen no puede ser más agradable y apetecible al tacto.

 

Los hay de pelo de verdad y de mentira, del ecofriendly y del sintético de toda la vida. Asimismo, también pueden aparecer forrados completamente en cualquiera de estos materiales o bien jugando con sorprendentes mezclas de texturas.

 

Son coloridos en estado puro. Si por algo destacan los “furry bags” este invierno, es por mezclarse con pigmentos de tonalidades de lo más sugerentes, huyendo de las opciones más sobrias y tradicionales para lanzar modelos más divertidos.

Los colores más llamativos, así como las tonalidades dulces y empolvadas, se hacen con los bolsos más apetecibles durante los meses de estas estaciones. Particularmente, el rosa quarzo fue uno de los colores más aclamado por el género femenino desde su lanzamiento.

 

Estos bolsos suaves y particulares son aptos tanto para los looks de día como los de noche, transformándose en un aliado infalible para cualquier conjunto.

LA GORRA MARINERA

 

Temporada tras temporada, algún accesorio para la cabeza se cuela en nuestro armario. Hemos pasado por los gorros de lana, los sombreros floppy, los pañuelos anudados, las gorras de beisbol y ahora llega el turno de las gorras marineras.

 

Básicamente se trata del clásico complemento de todo capitán de barco readaptado a las tendencias actuales. Las gorras han sabido diversificarse para lucir como un accesorio de moda en toda la regla. Toman diferentes formas y se presentan bajo diferentes materiales con el objetivo de adaptarse a cada estilo y a cada deseo.

Esta estación deslumbraron en materiales como cuero, terciopelo, pana y en otros tejidos. A menudo guardan su forma original pero adoptan también una un poco más abombada.

 

Este elemento se debe lucir ligeramente hacia arriba, con la visera realzando la parte superior para otorgar el espíritu marinero que se desea alcanzar. La idea de este modo de uso es que la gorra no se encasille en el cráneo, un punto positivo para el cuero cabelludo que no se verá ahogado por este accesorio.

 

En cuanto al cabello, es importante tener en cuenta unos tips para destacar el look. Para las mujeres que tienen el pelo largo es ideal apostar por una cola de caballo baja a un lado o por detrás. Pero, para las que tienen una cabellera semi-larga o corta la opción más acertada dejar el cabello suelto, otorgando un aire fresco y sutil. En la misma línea, si se tiene flequillo es importante que se vea y no esconderlo debajo de la gorra.

 

Las influencers usan estas gorras marineras combinándolas de diferentes formas en looks muy variados: mucho más chic con estética parisina, de una forma más casual con una camisa clásica y una campera de jean o incluso con prendas más femeninas como vestidos cortos de seda o encaje en el que la gorra, que tiene una estética bastante masculina, rompe bastante el look cobrando un protagonismo especial.

EL PAÑUELO EN EL CUELLO

 

Instagram es muchas cosas, entre ellas una fuente inagotable de microtendencias. Las mismas quizás no estuvieron de forma clara en la pasarela o no se les ha prestado especial atención; pero unas cuantas insiders e influencers desidieron rescatarlas para dar un aire renovado a sus looks.

 

Puede que no hayas reparado en un detalle que desde hace un tiempo están usando las que más saben sobre moda y que, aunque parezca pequeño, tiene un poder transformador absoluto: anudar un pañuelo al cuello.

Tímido pero potente, es el detalle con el que las famosas han decidido aderezar los look más icónicos de la temporada. El mismo se luce con el extremo del triángulo orientado hacia el pecho. Ahora bien, el modo de combinarlo puede ir a gusto del usuario.

 

La ecuación es simple. En la versión más chic, el pañuelo reproduce el mismo estampado de un clásico vestido de primavera que tenga un motivo alegre, tirantes y una falda fluida. O bien, puede ir en contraste utilizando un típico pañuelo étnico en combinación con una remera básica blanca y una campera de cuero negra.

 

Lo que es seguro es que estas próximas estaciones el pañuelo vuelve de la manera que mejor sabe hacerlo: reivindicándose como el objeto más versátil de nuestro armario, pero entendiendo versátil como lo que es “capaz de adaptarse con facilidad y rapidez a diversas funciones”.