Los complementos ocupan un lugar primordial a la hora de dar un toque distinto a cualquier outfit. Cómo ordenarlos y tenerlos siempre a mano, en esta nota.

 

Textos. Nadia Novillo.

A partir de un accesorio podemos crear múltiples looks; podemos potenciar, destacar y resaltar un conjunto. A través de los complementos podemos generar una imagen más elegante o sport, más intelectual o descontracturada y casual, más clásica y formal o trendy.

 

Lo cierto es que los accesorios son grandes aliados tanto para hombres como para mujeres, aportan sofisticación a nuestra imagen, nos permiten crear distintos estilos de acuerdo a lo que queremos transmitir y comunicar. Teniendo en cuenta el lugar, evento y ámbito donde vamos a asistir, es importante la elección del accesorio correcto y adecuado. No debemos cometer un abuso al utilizarlos ya que podríamos vernos ridículos o desubicados.

 

 

Los accesorios son una categoría de la que se suelen tener muchos elementos, dentro de este grupo encontramos: sombreros, gorros, gafas de sol, pañuelos, chalinas, pashminas y bufandas, cinturones, relojes y guantes; todos estos son comunes para ambos géneros. Luego tenemos joyas y bijou como un ítem característicos y específico de las mujeres. Y también tenemos moños, corbatas, traba corbatas, tiradores y gemelos, que son exclusivos de los hombres.

SOMBREROS Y GORROS

 

Los sombreros y gorros pueden guardarse apilados, colocados unos dentro de otros, y ubicarse sobre un estante. Los gorros también pueden ir dentro de un cajón o contenedor. Si desean colgarlos, pueden utilizar las perchas especiales para faldas que vienen con dos ganchos y sujetarlos con ellas. Puede destinarse una percha por sombrero o colocar todos juntos en una.

 

Los gorros deportivos que tienen la cinta de atrás regulable pueden sujetarse del barral de una percha común. Otra posibilidad es el uso de un perchero de pie.

 

Si se pretende que los sombreros estén más resguardados, la opción será un case o caja especial para ellos, de esta manera se los protegerá del polvillo y se evitará que se marquen o deformen. Lo malo es que ocuparán más lugar y no quedarán visibles.

 

GAFAS, PAÑUELOS Y MÁS

 

En cuanto a las gafas de sol, sugiero guardarlas todas juntas -en su correspondiente estuche- dentro de un cajón, contenedor, caja, lata o cesta. Quienes las coleccionan o tienen mucha cantidad, las pueden acomodar en cajones con compartimentos y divisiones especiales pensados y hechos a medida; fuera de sus estuches, para poder visualizarlas.

 

Pañuelos, chalinas, pashminas y bufandas pueden ir doblados de forma prolija -utilizando una tabla, guía o molde de referencia de doblado- para que queden todos exactamente con el mismo ancho. Luego podemos ubicarlos en un cajón, contenedor, cesta o caja. Dependiendo de la cantidad, pueden acomodarse de forma escalonada o vertical, al estilo fichero.

 

Para pañuelos, cinturones, tiradores, corbatas y moños podemos encontrar varios modelos y diseños de perchas especiales que resultan una muy buena alternativa.

 

Los cinturones y tiradores pueden guardarse enrollados dentro de un cajón, caja o contenedor; lo mismo vale para las corbatas, aunque no lo recomiendo ya que pueden marcarse.

 

En cuanto a los moños, resulta mejor presentarlos en un cajón que colgarlos.

 

Para los amantes de los relojes, vienen unas cajas organizadoras que permiten tenerlos todos juntos y poder visualizarlos. Estas vienen en modelos con capacidad de 3 a 6 relojes, suelen ser de símil cuero o de madera pintada y tienen un precio razonable y accesible. Luego también podemos encontrar cajas más sofisticadas de madera lustrada, cubiertas con un paño o terciopelo, con una capacidad para 10 ó 12 relojes, esta es una versión más costosa.

 

En cuanto a los guantes, si se trata de algún par utilizado para algún deporte o actividad especifica, deberían ir guardados junto con las prendas propias de dicha tarea. El resto, deben acomodarse todos juntos, cada par doblado al medio, los cuales podrán ir dentro de un cajón o contenedor, de manera escalonada o al estilo fichero. En el caso de tener algún tipo de gorro de lana o boina que pueda doblarse, podría ubicarse junto con ellos.

BIJOU Y JOYAS

 

En este caso, una vez más la premisa será poder visualizar todo lo que tenemos, ya que se trata de una categoría en la que se suele acumular muchos elemento para luego terminar usando siempre lo mismo.

 

La bijou tiene una vida útil a corto plazo, en algunos casos con el tiempo y el uso se alteran los colores, sobre todo los dorados y plateados que se oscurecen y ponen negros.

 

Debemos analizar qué se encuentra en buen estado para ser conservado y qué debemos descartar. Lo mismo se debe hacer con aquello que ya está pasado se moda, que ya no es de nuestro estilo, que no nos guste o que hace tiempo que no usamos.

 

Mi propuesta es organizar estos accesorios dentro de un cajón. Podemos utilizar pequeños contenedores, bandejas o incluso cajas y sus tapas. Una buena opción es colocarlos en bolsas individuales de organza transparentes en tonos blancos, beige o gris -estos nos van a permitir ver qué tenemos dentro de cada una de ellas- en distintos tamaños según se trate de collares, pulseras, anillos, dijes, aros, broches o prendedores. De este modo, al abrir el cajón tendremos la sensación de estar ante un mostrador exhibidor, podremos ver todo y tendremos facilitada la tarea de elegir lo que deseamos usar.

 

Al colocar cada cosa en su bolsa, evitamos que se enreden, se mezclen y desordenen. También es menos probable que busquemos algo y no lo encontremos (lo que suele ocurrir con los aros, por ejemplo).

 

Un detalle bonito puede ser tener en nuestra mesa de luz un pequeño plato o caja para dejar lo que usamos a diario y nos quitamos por la noche, como ser algún par de aros, anillo, reloj, etc.

 

Para broches, hebillas, ganchos y vinchas para el cabello, lo aconsejable es tenerlos todos juntos, dependiendo de la cantidad se resolverá si destinamos un cajón para ellos y generamos subdivisiones por grupos y categorías.

 

TIP
Al momento de organizar la bijou, debemos ser creativas e ingeniosas. Por ejemplo, podemos utilizar cubeteras para guardar aros, dijes y anillos; cajas de té, para cadenas y pulseras; o incluso algún organizador cubertero.

 

DIY
Podemos generar organizadores de bijou reutilizando cajas de bombones que suelen traer divisiones ideales para estos fines.

IDEA
Para los hombres, podemos buscar una linda caja donde presentar los distintos traba corbatas y gemelos. Junto con ellos podemos dejar las ballenas que se colocan en los cuellos de las camisas que se usan con este tipo de accesorios.

 

 

PARA TODOS LOS GUSTOS

Hay muchísimas opciones en el mercado de joyeros, alhajeros, cajas organizadoras, exhibidores, bustos, perchas, estructuras y pequeños percheros para collares. También pueden encontrarse maniquíes en miniaturas, manos para anillos y una infinidad de alternativas que podemos encontrar en casas de decoración y bazares. La elección siempre tendrá que ver con el espacio del que disponemos; con lo que se adapte mejor a nuestras necesidades, gustos y preferencias personales; y principalmente, con lo que a cada uno le brinde la máxima comodidad, practicidad y funcionalidad.