El guardarropa es una de las herramientas que usamos a diario, por lo que necesitamos tenerlo en perfecto orden y con prendas en buen estado.

Por: María Alicia Oliva


Los básicos son adaptables a cualquier estilo y ocasión, siempre dependiendo de cómo se combinen.


Las características para identificarlos son:

Atemporales: se pueden usar de día y de noche, durante todo el año.

Colores neutros: blanco, gris, negro, azul.

Se pueden llevar a su máxima formalidad o informalidad.

Durabilidad y calidad, es decir, implican mayor inversión.

La función primordial de este tipo de prendas es la adaptación a las propuestas de la moda en cada temporada:

CAMISA BLANCA. La que más te guste e identifique, lo más importante es que sea de excelente calidad y tenga una buena moldería.


PANTALÓN. Tené en cuenta cuál es el modelo que más te favorece al momento de invertir en uno, ¿Qué tener en cuenta? El tiro, el largo, los bolsillos y el tipo de pierna. Lo ideal es adquirir uno negro liso.


SACO. El saco negro de tres botones es clásico y chic. Súper versátil, el saco negro es ideal para usar con jeans, con traje, para salir y hasta para una fiesta de gala. Tip: si necesitás comprar el saco y el pantalón básico, lo ideal sería que los compres en la misma marca de ropa y durante la misma temporada.


SUÉTER Y REMERA DE ALGODÓN SIN ESTAMPA. Por medio de estas prendas podemos incorporar color, moda y estilo a nuestro outfit, siempre y cuando elijamos los escotes y mangas adecuadas.


POLLERAS. El corte básico es línea A, evasé o al bies, este tipo favorece a todos los cuerpos. El largo de la pollera dependerá de vos.


TRENCH. El trench básico tiene doble abotonadura, lazo y cae a la altura de la rodilla. Es una prenda sofisticada que denota elegancia, puede ser negra o beige, este último es el color básico.


JEAN. El jean se convirtió hoy en una de las prendas básicas de cualquier ropero. Tené siempre a mano uno que te favorezca. Te recomiendo que tengas uno “prolijo” para ampliar su uso.


VESTIDO NEGRO. El que más te guste y mejor te quede.
Aunque todas estas prendas puedan parecer aburridas, son muy importantes en nuestros guardarropas. Y acordate, ellas son una inversión. A mayor calidad, más larga la vida útil de la ropa.