Carolina Goldsack viajó al norte brasilero y recorrió, junto a un grupo de agentes de viaje, sus maravillosas playas. En esta nota, nos comparte su experiencia.

 

Textos. Carolina Goldsack y Vacaciones Felices.

Con un grupo de agentes turísticos viajamos al norte brasilero y tuvimos la posibilidad de conocer Maceió, Praia du Francés y Maragogi. Partimos desde Rosario con Gol Líneas Aéreas, previo trasbordo en Río de Janeiro, llegamos al aeropuerto de Maceió, donde la empresa receptiva nos esperaba para trasladarnos al hotel.

 

En esta ciudad nos alojamos por tres noches en el hotel Ponta Verde. Durante esos días realizamos distintas actividades como visitas e inspecciones a otros hoteles de la zona y disfrutamos de las playas urbanas, en especial de la playa de Ponta Verde que es ideal para actividades acuáticas. A lo largo de sus costas se encuentra una gran cantidad de hoteles, restaurantes, bares y ferias artesanales.

 

Luego visitamos las playas de los alrededores de Maceió como Playa di Pioca, en donde también hicimos una inspección. Almorzamos en el parador Hibiscus, el cual posee una belleza inigualable por las playas que posee.

Al otro día hicimos una visita a la Playa de Sâo Miguel Dos Milagres en donde tuvimos la posibilidad de hacer un paseo en buggy, el típico vehículo con que se recorren las playas.

 

Después estuvimos dos noches en la Playa du Francés que se encuentra a 20 Km. de Maceió. Este lugar combina naturaleza con lo pintoresco y artesanal de la población del nordeste brasilero. Posee una gran barrera de arrecifes por lo cual sus aguas son calmas. Esto la convierte en un destino ideal para familias y parejas que buscan tranquilidad y tienen como objetivo disfrutar del sol y de la playa.

 

Antes visitamos Playa du Gunga la cual posee un paisaje increíble por sus arrecifes de coral, piscinas naturales, arenas blancas y uno de los más impresionantes bosques de palmeras, especialmente formado por cocoteros. Para llegar a esta playa hay que tomar una embarcación, luego se puede recorrer con buggys o 4×4. Al finalizar este recorrido nos alojamos en la ciudad de Maragogi, que se encuentra a 130 Km. de Maceió. Nuestra recomendación es alojarse en el Hotel Grand Oca, que posee el régimen de todo incluido con una playa espectacular. Además, cuenta con una gran diversidad de entretenimientos y todas los servicios de una categoría 5 estrellas.

Maragogi está dentro de las playas más visitadas del norte de Brasil y aun conserva la tranquilidad de los pueblos costeros del nordeste brasilero. Estando en este lugar los turistas no pueden dejar de realizar actividades acuáticas como snorkel y buceo en las grandes piscinas naturales, una experiencia única e inolvidable.

 

PASEOS RECOMENDADOS

 

– Playa del Francés: Famosa playa localizada en Marechal Deodor, de aguas azul turquesa y olas suavizadas por los arrecifes. Después del almuerzo, un excelente paseo panorámico por Maceió, visitando los principales puntos turísticos y arquitectónicos de la ciudad. Pará, conocé y hacé compras en el Pabellón de Artesanía.

 

– Playa de la Barra de Sâo Miguel: Protegida por una barrera natural de corales, que la convierte en una pileta natural de aguas tranquilas y cristalinas, esta playa es de singular belleza. Es el lugar es ideal para familias con niños.

 

– Playa del Gunga: Región conocida por su abundancia de cocoteros y por su extraordinaria belleza natural. Esta playa majestuosa de aguas verdosas ofrece un visual espectacular.

– Playa de Duas Barras: En Jequiá da Praia, región de preservación de un gran ecosistema, donde el mar junto al río Jeiquá forman un escenario encantador. El lugar ofrece una amplia estructura, con restaurantes de cocina regional.

 

– Desembocadura del Río Sâo Francisco: La desembocadura del Río Sâo Francisco es el lugar donde el “Velho Chico” desagua en el mar después de recorrer más de 3.000 Km. de la naciente en la Serra da Canastra, en Minas Gerais. Sus dunas exóticas adornan cada espacio del camino. El almuerzo ofrecido en el paseo se sirve en un restaurante la orilla del río.

 

– Playa de Ipioca (Hibiscus): De arenas blancas y mar de aguas cristalinas con olas suaves. El local llamado Hibiscus ofrece todas las comodidades para disfrutar de una estancia agradable. Excelente opción para los amantes de la naturaleza y de la tranquilidad.

 

– Playa de Paripueira: Conocida por sus aguas tranquilas y de poca profundidad, este maravilloso lugar está situado dentro de la denominada “Costa dos Corais”, la segunda mayor reserva de corales del mundo.

 

– Playa de Sâo Miguel Dos Milagres: Localizada en el Litoral Norte, la Playa del Toque tiene aguas tranquilas, rodeada de cocoteros, arenas blancas y un increíble mar azul turquesa.

 

– Playa de Maragogi: Municipio localizado en el extremo norte del estado, bendecido por la exuberante belleza de sus playas, también conocido como el “Caribe Brasileño”. Cuenta con una excelente infraestructura hotelera y gastronómica.

 

– Cânions do Ríos Sâo Francisco: Situados en la región de Delmiro Golveia, fueron tallados hace unos 60 millones de años, forman imponentes avenidas de arenisca entre las cuales es posible navegar por las mansas aguas del “Velho Chico”, desaceleradas por la barrera que lo transformó en un gran lago.