Los errores de jardinería que cometés sin saberlo


Por Soledad Adjad.

La jardinería puede llegar a ser un pasatiempo apasionante: ver como crecen y florecen las plantas transformando los espacios es realmente hermoso. Pero existen muchos errores a la hora de cuidar nuestras plantas que cometemos sin siquiera saberlo. ¿La buena noticia? Todos tienen fácil solución.

Como ya sabemos, cada especie necesita cuidados diferentes, mucha dedicación y también amor. Si estás comenzando en este universo (o si ya llevas un tiempo en él), habrá errores muy habituales que probablemente estés cometiendo. Con estos consejos tendrás un jardín perfecto. Aquí van algunas de las situaciones más comunes:

No estudiar la ubicación de la planta

Cuando estés en un vivero, no solo te dejes llevar por la belleza de las plantas, también debes tener en cuenta las condiciones climáticas, el lugar donde las vas a colocar y, por supuesto, los cuidados que necesita. Por ejemplo, los cactus, cycas, palmeras son para sol directo… Así deberemos ir investigando y consultando mientras hacemos la compra inicial.

No controlar el riego

Si riegas poco las plantas, se secan y si la riegas de más, se ahogan. Es uno de los errores más comunes cuando se empieza en jardínería, pero solucionarlo así: revisá la humedad de la tierra antes de empezar a regar. Insertar un palo de madera en la tierra y si al retirarlo está limpio, entonces es señal de que hay que regar de nuevo.

No mojes las plantas ni las flores, solamente la tierra, ya que cuando se mojan las plantas y flores, se pueden llegar a pudrir. Riega por la tarde, así evitarás que el agua se evapore rápidamente o que el sol fuerte del mediodía las queme.

¿Sueles abonar?

Sin importar si están en maceta o en tierra, todas las plantas necesitan alimentarse mejor, aún más en la temporada de crecimiento. Y los abonos aportan nutrientes que las plantas agradecen, porque les ayudan a crecer y desarrollarse mejor. Buscá aquellos completos con fósforo y potasio.

Instalar un solo tipo de planta

Una hilera de árboles de la misma especie se puede ver ordenada y pueden ser útiles para marcar terrenos, proyectar una vista o dar privacidad, no hace falta mezclar demasiadas variedades para obtener buenos resultados.

Cavar muy hondo

Es probablemente una de las razones más comunes por las que las plantas se mueren pronto. Realizar un hoyo de 2 a 3 veces más ancho que la maceta que contiene la planta.

¡Y con todo esto ya estás preparado para trabajar en tu jardín y plantas de interior! No tengas miedos, no olvides que todas las dudas que tengas podés consultarlas en tu vivero de confianza. ¡Manos a la obra!

Previo Dickens y las mujeres, eje de una nueva biografía
Siguiente EDICIÓN IMPRESA 27-06-2020