Los secretos detrás de tu signo


Cada signo del zodiaco tiene características y fortalezas propias que influyen de manera única en la personalidad de una persona y en cómo interactúa con los demás y con el mundo en general. Revista Nosotros te invita a descubrir las tuyas a través de esta nota.

Textos. Soledad Vittori.

La astrología es el estudio de la Naturaleza, desde un sistema simbólico particular. Nuestro lenguaje cuenta, fundamentalmente, con tres grandes grupos de símbolos: los signos, los planetas y las casas. En esta nota se ahondará en los signos del zodíaco que son doce y que han sido popularizados por los horóscopos desde que uno tiene noción de vida.

Ahora bien, para entender un poco en ellos primero hay que hablar de tres cuestiones fundamentales: las polaridades, las modalidades y los elementos.

POLARIDADES

Polaridad positiva: también llamada polaridad «activa». Representa el principio activo o masculino en la naturaleza. Su cualidad es la manifestación.

Polaridad negativa: también llamada polaridad «receptiva». Representa el principio pasivo o femenino en la naturaleza. Su cualidad esta orientadas hacia la espera, la escucha, la recepción. Ambas polaridades coexisten y se implican mutuamente.

MODALIDADES

Modalidad cardinal: Tienen la cualidad de ser pioneros. Están llamados a empezar algo, a lanzarse a lo nuevo, a iniciar. La tendencia es a comenzar proyectos y probar cosas nuevas.

Modalidad fija: Le tienen miedo a lo inesperado, o al menos, a salirse del patrón que han predefinido mentalmente. Trabajan con ahínco en las metas que se han fijado y es que, cuando miran al futuro, lo hacen con las ideas muy claras, por eso no les gustan los imprevistos.

Modalidad Mutable: Tienen la inestabilidad que caracteriza al período entre dos estaciones. Como son un poco de aquí y un poco de allá, han aprendido a adaptarse y navegar en la dirección que marca el viento. Se muestran inteligentes y adaptables, siendo capaces de relativizar y de concederle a los problemas la importancia justa.

ELEMENTOS

Fuego: El elemento fuego siempre nos remitirá a cualidades de espontaneidad y creatividad; también a movimiento. Son personalidades capaces de «prender el motor» propio o ajeno en diferentes ámbitos de la vida. Son personas muy identificadas con su capacidad de acción y decisión.

Tierra: Son personalidades que valoran la objetividad y los logros materiales. Necesitan generar dinero y desarrollarse en el ámbito laboral para sentirse realizados.

Aire: Son personalidades con capacidad para vincularse, para pensar desde la lógica, para comunicar y dar a conocer ideas renovadoras. Saben discriminar y separar los diferentes ámbitos de la vida.

Agua: Son personalidades con carácter emocional, que valoran el amor de la pareja y la familia. Suelen estar muy condicionados por los afectos más cercanos, padecen o disfrutan de grandes enamoramientos y amistades entrañables. 

LOS SIGNOS

Aries: Aries es pura energía, el que emprende un proyecto y va para adelante sin importar los obstáculos. Son pioneros, personas enérgicas a las que les gusta la aventura y los retos.

Tauro: Tauro es el signo del disfrute. Es paciente, persistente, decidido y fiable. A un tauro le encanta sentirse seguro, tiene buen corazón y es muy cariñoso. Les gusta la estabilidad, la naturaleza, el placer y la comodidad. Los tauro disfrutan de las cosas simples. Además, al ser un signo de tierra son emprendedores, la estabilidad económica es importante para ellos.

Géminis: Los geminianos tienen una gran capacidad de adaptabilidad y versatilidad. Tienen una personalidad infantil en el buen sentido, ya que todo lo transforman en un juego. Son juveniles, cariñosos, comunicativos e inteligentes. Les gusta hacer varias cosas a la vez, no se encasillan.

Cáncer: En su lado positivo cáncer es emocional, cariñoso, protector y simpático. Es una persona familiera que cuida mucho su núcleo. Sabe ser cauteloso cuando hace falta. Les gusta su casa, el romance, la naturaleza y los niños. Ahora bien, en su lado negativo cáncer tiene tendencia al mal humor. Suelen ser calculadores, desordenados y auto compasivos. Cambian de estado de ánimo y son demasiado susceptibles. Le cuesta dejar una situación.

A un cáncer no le gusta el fracaso, los consejos o las situaciones conflictivas. No le gustan las personas que le llevan la contraria, y tampoco que le digan qué tiene que hacer.

Leo: Necesita ser el centro de atención de cualquier grupo. Primero se mira a sí mismo y , después al resto.Realizando una simplificación, podrá haber dos tipos de Leo: el egocéntrico que depende del reconocimiento externo constantemente, o la persona que conoce y aplica su poder y capacidad influyendo inevitablemente (pero sin buscarlo) en el entorno. Todo Leo estará entre estos dos polos extremos.

Asimismo, Leo es generoso y bondadoso, fiel y cariñoso. Es creativo y entusiasta y comprensivo con los demás. Les gusta la aventura, el lujo y la comodidad.

Virgo: Los virgo suelen ser meticulosos, prácticos y trabajadores. Tienen gran capacidad analítica y son fiables. Les gusta la vida sana, hacer listas, el orden y la higiene. Una persona con su sol en Virgo es conservadora y perfeccionista y tiende a preocuparse demasiado. Su lado meticuloso puede llevarle a ser excesivamente crítico y duro con los demás. Les disgusta la suciedad, el desorden, el peligro, las personas vagas y la incertidumbre.

Libra: Es lo sutil, lo delicado. Una persona de signo libra es diplomática, encantadora y sociable. Los libra son idealistas, pacíficos, optimistas y románticos. Tienen un carácter afable y equilibrado. Son personas serviciales que disfrutan de ser anfitriones.

Escorpio: Se lo asocia al Ave Fénix porque tiene la capacidad de resurgir de sus cenizas. El nativo de este signo siempre será capaz de regenerarse (a pesar del dolor) para empezar algo totalmente nuevo. Este signo simboliza la transmutación, la renovación, el cambio, lo misterioso, las fuerzas ocultas, la magia, la muerte, la destrucción y la regeneración, las confrontaciones, la lucha, los retos y los dramas pasionales.

Escorpio es un signo intenso con una energía emocional única en todo el zodiaco. Aunque puedan aparecer tranquilos, tienen una agresión y un magnetismo interno escondido dentro. Son afables, buenos conversadores, reservados y educados, pero aunque parezcan estar algo retirados del centro de actividad, en realidad están observando todo con su ojo crítico. Su tenacidad y fuerza de voluntad son únicas pero, sin embargo, son muy sensibles y fácilmente afectados por las circunstancias que les rodean. Los demás no suelen darse cuenta de la intensidad de las emociones de Escorpio, dado que, independientemente de cómo se sientan por dentro, pueden mostrar una calma absoluta. Además, se interesan por cualquier cosa que parezca profunda o misteriosa y por temas que son tabú. Su interés se despierta allí donde otros se horrorizan o disgustan.

Sagitario: Un sagitario es honesto, sincero y simpático. A los sagitario les caracteriza el optimismo, su modestia y su buen humor. Es un signo muy empático y comprensivo. Les gusta la libertad, viajar, las leyes, la aventura.

En el lado negativo los sagitario son tan optimistas a veces que llegan a ser irresponsables. Pueden ser superficiales, descuidados e inquietos. No les gusta sentirse atados a una situación ni tener que preocuparse por los detalles.

Capricornio: Un capricornio tiene ambición y es disciplinado. Son trabajadores, responsables, prácticos y están dispuestos a persistir hasta sea necesario para conseguir su objetivo. Les gusta que las cosas se hagan a su manera, de ser posible. Son prudentes, pacientes y hasta es cautelosos cuando hace falta. Tienen un buen sentido de humor y son reservados. Le gusta el profesionalismo, una base sólida, tener un objetivo y el liderazgo. Un Capricornio exige mucho de sus empleados, familiares y amigos, pero solo porque se lo exige también a sí mismo.

Es el signo de «el deber ser» y de los mandatos sociales. Los capricornianos son muy responsables con las demandas externas, al punto de rigidizarse con tal de que las cosas sean sí o sí «como deben ser» en términos de los parámetros sociales. Por «hacer lo que se debe» muchas veces actúan con menos libertad.

Acuario: Un Acuario es simpático y humanitario. Es honesto y totalmente leal, original y brillante. Son soñadores e idealistas. Les gusta luchar por causas buenas y planificar un futuro feliz. Es un signo independiente que se niega a seguir la multitud y busca su propia manera de hacer las cosas. Los acuarios son personas inteligentes, claras y lógicas.

Piscis: Un piscis es Imaginativo y sensible. A piscis le gusta estar solo para soñar. Tiene una personalidad tranquila, paciente y amable. Son sensibles a los sentimientos de los demás y responden con simpatía y tacto al sufrimiento ajeno. Son muy queridos por las personas por su carácter afable, cariñoso y amable. Además, no suponen una amenaza para los que quieren tener puestos de autoridad o mayor popularidad. Suelen asumir su entorno y sus circunstancias, y no suelen tomar la iniciativa para resolver problemas.

Previo Descanso confortable en siete pasos
Siguiente La piel en invierno: consejos esenciales