Manual para cuidar el pelo rizado


Aquí tienes todos los secretos para cuidarlos y lucirlos siempre perfectos.

Los rizos son tu marca personal. Nunca pasarás desapercibida y todo el mundo se acordará de ti.


Ten en cuenta la forma del rostro para elegir tu peinado si tienes el pelo rizado. Si tu rostro es ovalado, elige un bob corto y marca tus rizos.


Si tienes el pelo rizado y quieres un look romántico, solo tienes que recogerte los mechones delanteros con una trenza. Tus rizos se encargan de darle el toque perfecto a tu look.


Consigue un pelo rizado con volumen extra, secándolo con difusor y con la cabeza boca abajo.


El cepillo es el principal enemigo de tus rizos, utiliza tus dedos o un peine de púas anchas para domarlo.


Es cierto que si el pelo rizado no recibe los cuidados necesarios, se vuelve rebelde, encrespado, difícil de peinar. Pero con algunos consejos y productos específicos podrás controlarlo y lucir tu melena rizada.


Lavado

Lavar el pelo no es complicado, pero lavar el pelo rizado tiene su ciencia para conseguir que los rizos no pierdan su esencia. El primer paso es utilizar un producto adecuado para el pelo rizado.


Nutrición

El cabello rizado necesita extra de hidratación porque generalmente es muy seco. Así que una o dos veces a la semana, te aconsejamos que utilices una mascarilla para hidratarlo en profundidad. Sobre el pelo lavado y escurrido, aplica la mascarilla de medios a puntas, masajeando y dejando actuar unos 5 minutos. Aclara bien.


Peinado

Olvídate de los cepillos, el pelo rizado solo puede peinarse con peines de púas anchas y además conviene que lo peines siempre en mojado, para evitar su encrespamiento. También puedes utilizar los dedos, te ayudarán a definir tus rizos.


Secado

Nunca frotes tu pelo rizado con una toalla. Utiliza preferentemente una de microfibra (este material reduce la fricción) y pásala con suavidad, apretando con movimientos suaves para quitar la humedad. Si decides secarlo al natural, aplica una crema para definir los rizos y mantener su elasticidad. Si quieres secar con secador, siempre con difusor. Esta herramienta evitará el encrespamiento y te ayuda a conservar la definición y el volumen de los rizos. Aplica antes un mousse de tratamiento para definir los rizos. Y empieza secando primero las raíces con movimientos circulares.

Previo Sólo para verdaderos fanáticos: hoy se celebra el Día de Gokú
Siguiente Elabora un plan para dejar de fumar